Niñera golpeó a un bebé

Al llegar a casa, estos padres vieron a su bebé todo golpeado. Esto no tiene nombre…

Joshua Marberi y Alisya Quinn, de la ciudad norteamericana de Sherwood, recientemente han conocido, en carne propia, cuán imperfecto puede llegar a ser el sistema judicial. La pareja tuvo que salir a una cita, por lo que, como muchos padres, recurrió a los servicios de una niñera para que cuidara a su bebé de un año de edad.

Cuando regresaron a casa, descubrieron a un pequeño Jacob literalmente anegado en lágrimas, y a su niñera durmiendo a pierna suelta. Pero eso no era todo, el cuerpo de la criatura estaba todo cubierto de moretones y cardenales, y sobre su persona se veía la huella precisa de la palma de una mano.

La pareja de inmediato llamó a la policía, y a la mañana siguiente llevó el caso a un tribunal de justicia. Todo indicaba que esta inhumana niñera no podría evitar el riguroso castigo, pero por desgracia las leyes locales se pusieron de su parte. Aunque el caso era más que evidente, la ley estimó conveniente que la victima diera detalles de sus lesiones, pero como comprenderás, el pequeño Jacob solo tenía un añito de edad…

La madre del bebé se sintió muy indignada por este hecho, y así lo dejó plasmado en su página de facebook. No había transcurrido un día, y ya más de 150 000 personas habían compartido su indignación por la decisión del tribunal.

Por suerte, un jurista local, al enterarse del caso, de inmediato llamó a sus colegas, y juntos decidieron aportar algunas enmiendas a la ley. De ahora en adelante la cosa será muy distinta, cuando el caso involucre a niños pequeños o personas con capacidades limitadas, que no puedan atestiguar el suceso.

Solo queda esperar que ahora la culpable reciba su justo castigo. Y en cuanto a esta familia, le deseamos al chiquitín mucha salud, y sus padres mucha paciencia. Por suerte, su iniciativa consiguió arreglar el defecto de la ley local. ¡Ya nadie tendrá que pasar por lo que ellos!

Comparte este post con tus amigos, para que sean más cuidadosos con la elección de las personas que han de cuidar a los pequeños de casa. ¡Hechos tan lamentables como este deberían evitarse!