Mujer pierde a su esposo e hijo en accidente automovilístico

Esta madre feliz subió a la red una foto con su bebé… ¡Nunca imaginó la pesadilla que estaba por venir!

Destiny Mantia conoció a su futuro marido Cory, cuando ella tenía solo 15 años, y él 16. Casi desde los primeros días de noviazgo, ambos se dieron cuenta de que estaban hechos el uno para el otro, y tres años más tarde, ya se habían casado. Poco después, Destiny descubrió que estaba embarazada.

A la hora señalada, llegó al mundo el pequeño Parker Lee. La pareja adoraba a su primogénito, y se regocijaba de haberlo hecho juntos. ¡Sin embargo, Destiny, de 21 años, nunca imaginó que pronto su vida se convertiría en infierno!

Su embarazo transcurrió sin ningún tipo de complicaciones. Parker Lee era un niño muy deseado, y todos esperan con ansias su nacimiento.

Desafortunadamente, el día en que toda la vida de la mujer se transformaría en un verdadero infierno, finalmente llegó. La familia había salido de compras y a resolver otros problemas. El pequeño de solo 15 meses, estaba tranquilamente sentado en la silla para niños, colocada en contra de la dirección de movimiento.

La joven madre sólo recuerda el golpe espeluznante, al momento del choque. Al recobrar la conciencia, ya en el hospital, los médicos le dieron la terrible noticia: ¡Resulta que, contra el coche la familia Mantia, a toda velocidad, se estrelló otro coche!

El bebé murió en el acto. Por casi 24 horas, los médicos lucharon por salvar la vida de Cory, pero el hombre murió sin recuperar la conciencia. ¡En un momento, Distiny pasó de ser una esposa y madre feliz a convertirse en una viuda desconsolada!

Más tarde se reveló que la culpable del accidente fue la mujer que conducía el otro auto. Tras haber bebido una gran cantidad de alcohol en la boda de un amigo, ella se sentó al volante y… ¡Al estrellarse, no solo perdió la vida, sino también destruyó la de la familia de la joven Mantia!

Desde el momento de la catástrofe hasta la fecha, ya ha pasado un año. Destiny publicó su historia en la red, amén de advertir a la gente del peligro que destruyó su vida. ¡Ella exhortó a tener mucho cuidado con la seguridad en las vías, y sobre todo, a NUNCA intentar conducir un auto en estado de embriaguez!

«Ella actuó de forma egoísta. Creía que podía conducir un coche después de una borrachera, y mató a mi hijo de 15 meses de edad y más tarde mi esposo. Desde ese día, mi vida está rota en pedazos. Si alguien hubiese detenido a esa mujer, todo habría sido diferente».

«No permitan que algún familiar o amigo maneje un auto, en estado de embriaguez. ¡Si estás borracho no puedes sentarte al volante!». Estas son las palabras de una viuda, que perdió a su hijo y esposo en un solo día.

Es difícil imaginar una prueba más convincente de un crimen, que conducir borracho. Estas personas pueden destruir familias, y mutilar a gente inocente. ¡En cuanto a mí, las palabras de Distiny están más que justificadas!

¿Qué opinas acerca de esta historia? Comparte tus opiniones en los comentarios, y comparte el post en tus redes sociales. ¡Este mensaje debería llegar a todos los rincones del mundo!