Muerte producto del gas monóxido de carbono

La madre y dos niños murieron dentro del coche, mientras el padre limpiaba la nieve…

La nieve es una inmensa fuente de alegría para los pequeños de la casa, pero para los adultos, a menudo, constituye un verdadero dolor de cabeza. Especialmente la odian los automovilistas, cuando las carreteras se vuelven todo un infierno, y su superficie no se diferencia mucho de una mezcla de harina intransitable. ¡Pero a veces, la nieve oculta un peligro mortal!

En la ciudad estadounidense de Nueva Jersey, sucedió un hecho terrible, pero al mismo tiempo, casual. Una madre y dos niños pequeños de 1 año y 3 años, murieron asfixiados dentro del coche, mientras que el jefe de la familia lo limpiaba de la nieve…

La madre no quería estar esperando en el frío de la calle, por lo que se introdujo con los niños en el coche, mientras el motor estaba funcionando en neutral. Nadie prestó atención al hecho de que el tubo de escape… estaba obstruido por el montículo de nieve.

Al cabo de unos minutos, mientras que el padre manejaba la pala, toda su familia murió a causa de monóxido de carbono…

Al monóxido de carbono, no por gusto, se le llama «asesino silencioso». Este gas venenoso no tiene olor, y la gente no siente el peligro. Sólo se quedan dormidos, para luego no despertar.

Por desgracia, estos casos no son tan raros, como pudiera parecer. ¡Decenas de personas mueren cada año por esta negligencia!

¡Francamente, yo mismo no era consciente de este peligro! Advierte a tus amigos conductores, para que siempre comprueben, antes de arrancar el coche, a que no haya nada que retenga los gases en el tubo de escape. ¡Esta precaución puede salvar muchas vidas!