Madre maltrata a su hijo menor de 6 años

¡Por un poco de comida, su mamá le rompió dos dientes con un martillo! Por suerte, la prensa pronto llegó…

En el mes de abril de 2012, la TV ucraniana comenzó a transmitir un programa de entrevistas, bajo el nombre de «Dice Ucrania». En este proyecto, se discuten diversos temas sociales que han sacudido el país.

No hace mucho, Oksana Syabro, una de las periodistas del show, en su página de Facebook, publicó la historia de un pequeño niño, llamado Sasha, quien posteriormente se convertiría en el protagonista de una de las ediciones del programa. La mujer dice que, aun hoy, se le hace un nudo en la garganta al recordar el caso.

Sasha tiene 6 años, sin embargo, no aparenta tener más de 3. Al mismo tiempo, él es el sexto hijo de su familia. Por alguna razón, el niño no era muy apreciado por su madre. Ella lo puso a dormir en la cocina de verano, en una vieja cama, y se burlaba constantemente de él. ¡En una ocasión, incluso, le rompió dos dientes con un martillo, solo porque el chico tomó un poco de comida de la cocina!

Lo peor es que, en su pueblo natal, la mujer era considerada una madre ideal. Todos sus hijos mayores siempre lucían bien cuidados y limpios, pero Sasha rara vez era visto. Cuando le preguntaban por él, la mujer siempre decía que el niño se encontraba enfermo. Una vez, cuando los vecinos vieron al niño todo golpeado, su madre dijo que había sido consecuencia de una infructuosa pelea con su cabra…

Todo cambió cuando el hermano mayor de Sasha decidió salvarlo, y lo llevó ante los reporteros. ¡El niño, en pleno verano, llevaba botas de invierno, pues estos eran sus únicos zapatos! Por otra parte, él ni siquiera tenía ropa interior, y llevaba la ropa de su hermano. Los periodistas le ofrecieron al chico un poco de sopa caliente y un baño. Y cuando le preguntaron acerca de qué le gustaría, el chico ni siquiera sabía lo que significaba esa palabra…

A todas esas, la madre no sabía que los periodistas eran conscientes de la triste suerte de su hijo menor. Cuando estos se le acercaron, ella tenía la esperanza de hablar de su gran familia feliz, y pedir dinero para una nueva vivienda. Pero, al percatarse de que todo era sobre Sasha, ella comenzó a temblar de miedo.

La mujer comenzó a justificarse, diciendo que a su hijo lo habían cambiado en el hospital. Sin embargo, nunca hizo las pruebas de ADN pertinentes… ¡Entonces, ella admitió que la cogía con el niño, solo porque este le molestaba!

Cuando el casó salió en el programa, todos los miembros de la familia, incluyendo el marido, confirmaron que la madre maltrataba seriamente a su hijo. La mujer llegó al estudio con las manos esposadas.

Ahora el niño está en el hospital. Allí, finalmente, fue capaz de dormir en una cama suave, con almohadas, y comer su sopa caliente preferida… ¡Ojalá, de ahora en adelante, todo le vaya bien!

En lo personal, lo más impactante de toda esta historia es que todos los demás miembros de la familia, durante tantos años, se mantuvieron al margen, por decirlo suavemente, de esta extraña relación entre madre e hijo. ¿Era realmente necesaria la intervención de la prensa, para resolver la situación?

¿Tú qué opinas de todo esto? Comparte tu criterio con nosotros, y con tus amigos, y publica esta historia en tus redes sociales, para llamar a la conciencia sobre el maltrato infantil. ¡Los niños solo merecen amor!