Lavanderías en América

Es por eso que los estadounidenses no lavan su ropa en casa, sino en las lavanderías…

Mirando películas estadounidenses, seguramente has notado que ninguno de los personajes lava cosas en casa, sino que llevan las ropas sucias a un establecimiento de lavandería. Esta costumbre data desde los años 30 del siglo pasado.

Durante la Gran Depresión, los estadounidenses trataron de ahorrar en todo, por lo que las personas más ingeniosas comenzaron a abrir sus propias empresas. Desde entonces, las lavanderías automáticas han sido muy populares, y hay varias razones para ello.

La primera y principal razón por la que tales establecimientos son tan populares es el beneficio. Los servicios de lavandería son baratos, y obviamente más baratos que comprar una lavadora y las facturas posteriores de agua y electricidad.

No es secreto que una cantidad impresionante de estadounidenses vive en apartamentos alquilados. Los propietarios prohíben la instalación de lavadoras para evitar cortocircuitos y fugas. Sin embargo, los residentes de sus propias casas también recurren a servicios de lavandería para lavar otras cosas: mantas, almohadas, colchones.

Además del lavado, en las lavanderías estadounidenses secan y planchan la ropa, luego la doblan y empacan. Hay Wi-Fi gratuita, máquinas de café y pequeñas mesas para reuniones, que suman placer a los visitantes.

Las lavanderías se han convertido en un lugar de recreación desde hace mucho tiempo. Aquí las personas pueden, aunque no por mucho tiempo, olvidarse de sus problemas. A menudo, bajo el techo de estos edificios, los visitantes hacen nuevos amigos o simplemente la pasan bien.

Otra de las razones, es un hábito banal. Los servicios de lavandería se han convertido en una especie de tradición para los residentes de los Estados Unidos, por lo que las personas de la localidad ni siquiera piensan en el lavado de la casa.

De entre todas las razones anteriores sobresale una más: el negocio. La red de lavandería es bastante común en los EE. UU. ¡Hay más de 35,000 establecimientos de este tipo, lo que genera alrededor de $ 5 mil millones al año en total!

De seguro, nosotros pudiéramos acostumbrarnos también. Años atrás, en otras partes del mundo varios edificios ofrecían servicios de lavandería, pero por alguna razón esta práctica no se arraigó, y el gasto en la construcción de tales estructuras no generó un ingreso sano.

Mientras tanto, lavar en casa se considera un lujo para los habitantes de cualquier país sudafricano…
Comparte con tus amigos las impresiones que haya causado este material y deja tu opinión en los comentarios.