Lámpras hechas de botellas

Ella cortó una botella de refresco de cola en dos partes. ¡El resultado te sorprenderá!

Lograr que la botella de cola fuese muy fácil de reconocer por su forma, en su momento, era una labor esencial para la promoción y la popularización de esta bebida. El fundador de la empresa puso una tarea nada fácil para los diseñadores. Quería que la botella de la famosa marca se distinguiera de los envases competidores, incluso por los fragmentos y partículas.

Al principio, desconcertado, el diseñador comenzó a buscar en bibliotecas fotos de hojas de coca y las nueces de cola. Entonces, convencido de la inutilidad de la búsqueda, optó por tomar como modelo la forma de una vaina de cacao. Hoy podemos afirmar con certeza que el hombre ingenioso logró su objetivo.

Solo que, después de terminada la bebida, el destino de tan pintoresca botella – es terminar su vida útil en la basura. Sin embargo, el resultado de la labor de esta mujer confirma que, incluso de tales originales embalajes, se puede crear maravillosos objetos del interior de la vivienda. ¡Observa el clip a partir del segundo 55, y lo verás por ti mismo!

En primer lugar, la artesana cortó con cuidado las botellas de refresco de cola por la mitad. Luego, puso las mitades el horno y las calentó hasta cerca del punto de fusión del vidrio. Aplanó las piezas y las pegó cuidadosamente sobre un trozo de vidrio. ¡Repitiendo este procedimiento varias veces, la mujer obtuvo una maravillosa pantalla para una lámpara de techo colgante!

¿Te ha gustado esta artesanía original? ¡Muestra este vídeo a tus amigos!