La terrible consecuencia de un tatuaje ocular

A esta bella modelo se le ocurrió hacerse un tatuaje ocular… ¡Mira cómo luce ahora!

Todos sabemos que él ojo es un órgano sumamente delicado, y cualquier intervención en el es algo que se evalua con mucha pericia y se piensa mil veces. Por supuesto, hay situaciones que requieren de tal intervención, por la necesidad o porque no queda otro remedio. Pero que me dices, ¿serías capaz de cambiarte el color de los ojos solo por vanidad, por verte diferente a los demás? Si tu respuesta es sí, pues deberías pensarlo bien, porque tu salud podría correr riesgo muy injustificado. Vale la pena que le eches un vistazo a la historia de esta modelo, que en cuestión de días se volvió viral en la Red de redes.

Recientemente, una tendencia en Instagram literalmente ha sucumbido la red. Se trata de los tatuajes oculares. Con el afán de «sentirse más segura con su cuerpo», la modelo canadiense Catt Gallinger de 24 años, se realizó el procedimiento de tatuar la parte blanca de su ojo derecho. A poco tiempo de habérselo realizado, el ojo comenzó a derramar la tinta color morada.

Hoy se enfrenta a una larga recuperación y asegura que fue un «error gigante». La experiencia fue tan traumática que ahora Catt está advirtiendo a otros a investigar bien respecto a este tipo de tatuajes y de los peligros que involucra.

«Hubo hemorragia y escurrimiento de la esclerótica debido al tamaño de la aguja y la profundidad en que se inyectó, así como la cantidad de tinta», — comentó Catt al medio inglés Metro.

«Ahora los especialistas aseguran que tengo riesgos de quedar ciega, si no logra corregirse el problema que se produjo porque la tinta en la inyección se aplicó sin diluir. Mi cuidado posterior fue bueno, hay varias personas que pueden corroborarlo. No estoy compartiendo esto con ustedes para causar problemas, sino para advertirles de que investiguen más sobre quien realizará el procedimiento y, por consiguiente, que éste sea hecho correctamente», — comentó Catt en una publicación posterior.

La mujer indicó que ha acudido tres veces al hospital y que no tiene animales en casa que hayan podido infectar su ojo con pelos o caspa. Catt aseguró que se lava bien las manos cada vez que necesita tocar su ojo, por lo que le cuesta entender lo que le ocurrió. Asegura que consumió antibióticos la primera semana, y luego durante cuatro días, recurrió a gotas oculares con esteroides. Sin embargo, sus esfuerzos tuvieron poco éxito en reducir la inflamación interna. En tanto, la externa duró casi una semana.

«Las fotos muestran el día que ocurrió (lágrimas púrpura), el día después (ojo cerrado e hinchado) y ahora, tres semanas más tarde», — explicó Catt.

Vale la pena tener cuidado sobre este tipo de procedimientos, pues en una reciente publicación, Catt señaló que aunque el dolor y la irritación hayan disminuido, su vista no ha mejorado. Y lo más triste es que los médicos no le han asegurado que su visión pueda regresar a la normalidad.

¿Y tú, harías algo así con tus ojos? Comparte tu opinión abajo y no olvides preguntar a tus amigos qué piensan al respecto. La Alerta roja por infecciones causadas por tatuaje debe ser compartida. ¡Todos merecen saber esto!