La pareja construyó una diminuta casita

Esta pareja construyó esta diminuta casa de sus sueños ¡y demostró que para ser feliz no se necesita mucho!

Sueño de cualquier pareja es tener un rinconcito propio, y es cierto, no hay nada mejor que llegar a tu pequeño nido de felicidad despues de un día de trabajo. La familia Morrison siempre había soñado con tener una casa propia. Andrew y Gabriella se desempeñaban en varios trabajos, poniendo todas sus fuerzas en ahorrar dinero para comprar una nueva y confortable vivienda. Después de 10 años de vanos esfuerzos de juntar la suma necesaria, la pareja decidió emplear todos sus ahorros y construir su propio nido familiar pequeño y acogedor. Para cumplir esta tarea ¡solo necesitaron de 22 000 dólares!

Ahora los Morrison ya no tienen que pensar más en préstamos.

La superficie total de la casa es de solo 20 metros cuadrados, pero gracias a su compacto diseño la familia tiene todo lo que necesita.

Esta dimunuta cocina se ve bastante amplia.

Los cajones del armario de cocina guardan todo lo necesario para cocinar.

La casa incluso tiene una zona de lectura, mientras que la mesa de comedor fácilmente se transforma en una de trabajo.

Cada centímetro de la superficie de la casa ha sido hábilmente utilizado.

En la segunda planta hay un dormitorio con una cama de matrimonio.

En la parte opuesta tenemos una diminuta sala de estar.

El cuarto de baño está equipado con un sistema moderno de abastecimiento y canalización de agua.

La casa, por supuesto, tiene una ducha.

Otra singularidad de esta casa está en que la vivienda se encuentra sobre una plataforma con ruedas. ¡La pareja puede irse de viaje sin salir de ella!

Después de haber visto esta vivienda te das cuenta que no es tan imprescindible tener amplias habitaciones. Para lograr la comodidad y confort, 20 metros cuadrados son más que suficientes.

Después de haber construido su nueva casa, la familia Morrison ahora comprende que la verdadera felicidad no se encuentra en las cosas lujosas.

Tienes que admitirlo, esta casa es el sueño de muchas personas. Con ella estás libre de deudas por concepto de renta, no estás ligado a ningún territorio determinado y puedes viajar adonde se te antoja. Además, la forma funcional en que la familia usa tan pequeña superficie ¡es algo realmente digno de elogio!

Algunas personas logran construir casas similares con las cuales la mayoría de la gente solo puede soñar. Pero no se trata de tener dinero, sino de la mente creativa y manos habilidosas.

Comparte esta publicación con tus amigos, tal vez les sirva de inspiración para sus futuras proezas.