La mamá de los gemelos por tercera vez

Esta mujer es la madre de dos pares de gemelos. Pero12 años después, ¡la esperó una nueva sorpresa!

A primera vista, esta adorable familia de Escocia no parece tener nada de especial. Karen y Colin Rogers se conocen desde hace unos 20 años, están felizmente casados y crían unos hijos hermosos. Sin embargo, esta familia tiene una característica muy singular que los distingue: y sin lugar a dudas, es referente a los niños.

Hace 16 años atrás, los jóvenes padres se preparaban para el tan esperado aumento de la familia. Y sucedió que, para gran felicidad de ambos, al mundo vinieron dos gemelos, Lewis y Kile. ¿Quién iba imaginar en aquel momento, que esto solo era el principio, y que con un par de gemelos el asunto no se terminaba? Lo más interesante aún estaba por venir…

2 años más tarde, Karen nuevamente quedó embarazada, por segunda vez, y de nuevo ¡le dio a luz a otro par de gemelos! Así que, en solo 2 años la familia Rogers se llenó de una pandilla de chicos: los primeros gemelos fueron seguidos por los recién nacidos Judas y Finn.

Los niños crecían, formando una divina compañía, amigable y ruidosa al mismo tiempo, deleitando a sus padres que disfrutaban a plenitud el papel de padres de no uno, sino dos pares de maravillosos gemelos.

Primeramente, Colin y Karen no pensaban tener más hijos, ya que con cuatro niños las preocupaciones eran más que suficientes. Pero la verdad es que soñaban con una hembrita, así que 12 años más tarde, decidieron tener otro hijo, esperando que fuera niña. Por este tiempo, Karen ya tenía 41 años, pero su determinación para volver ser madre no había disminuido ni un poquito.

Se puede imaginar, cuál fue la sorpresa, cuando el tercer embarazo volvió agrandar a la familia Rogers ¡con otro par de gemelos!

Cuando Karen le dio a Colin la noticia, él pensó que su esposa estaba bromeando. Las primeras palabras que salieron de su boca fueron: «Esto no es divertido». Hubo que explicarle que no se trataba de ninguna broma, y que una vez más había que prepararse para un doble parto.

«Después de que los médicos me dijeron acerca de los gemelos, experimenté una especie de extraño deja-vu. Ya me había preparado para el hecho de que una vez más serían varones. Pero esta vez, mi marido y yo finalmente logramos a nuestras tan esperadas niñas», — cuenta Karen.

Las recién nacidas recibieron los nombres de Rowan e Isla. Y toda la familia está muy contenta con su nacimiento.

Los médicos evaluaban las posibilidades de la aparición del tercer par de gemelos en ¡una proporción de 1 entre 500.000! Pero los milagros claramente se ríeron de las bajas probabilidades. Si te encantó esta increíble y conmovedora historia, ¡no dudes de compartirla con tus amigos!