La madre escarmentó al canalla

Él silbó a una mujer en la calle. Al descubrir quién era ella, se puso a temblar de miedo…

Pocas mujeres disfrutan, al pasar delante de un par de hombres, escuchar silbidos y comentarios ofensivos. Muchos representantes del sexo fuerte viven absolutamente convencidos de que este tipo de acciones les es permitido por defecto.

Algunos rufianes suelen acercarse con ofensas abominables a cualquier falda que se encuentren en el camino. Y si reciben una negativa como respuesta, a menudo, terminan por echar a la mujer una corriente de groserías. Para demostrarle a estos canallas cómo puede terminar su comportamiento, la organización femenina peruana decidió llevar a cabo una campaña muy curiosa que se llama «Sílbale a tu madre».

Las madres de los acosadores más insolentes fueron reunidas por el equipo de la filmación… para darles un sorprendente cambio de look. Tras recibir una serie de instrucciones, las mujeres salieron a la calle para sorprender a sus proles. La reacción no tardó en llegar. Solo mira, cómo cambió el comportamiento de los sinvergüenzas, al descubrir que las chicas que acababan de «celebrar» con groserías, eran sus propias madres…

Desplázate al minuto 1:19 del clip, para ver el resultado del experimento:

Vale la pena señalar que el escarmiento funcionó de maravilla. ¡Ahora estos patanes van a pensar cien veces, antes de buscar problemas acosando a las mujeres!

¿Un proyecto interesante, verdad? Compártelo con tus amigos de las redes sociales!