Instalaciones olímpicas abandonadas

El precio de las olimpiadas: 15 fotos del abandono de las instalaciones olímpicas.

No hace mucho tiempo, allí resonaba el rugido de decenas de miles de aficionados y fans de todo el mundo, animados por representar a su país, deseosos de obtener la victoria. Ahora estas tristes fotografías solo muestran ruinas, el terrible legado en el que se transformaron gradualmente, antes imponentes y majestuosas sedes olímpicas.

El Podio olímpico en el monte Igman en Bosnia y Herzegovina, donde a los esquiadores les fueron otorgadas medallas en los Juegos Olímpicos de Invierno en 1984, en Sarajevo. Ahora es arrasado y hecho escombros.

Los ciclistas Kemal Mulich (centro), Tarik Hadzic (izquierda) y Kolar Qamar (derecha) utilizan esta abandonada pista de trineo de los Juegos Olímpicos de Invierno en 1984 en el Monte Trebević (Sarajevo) para entrenar.

Área utilizada para los Juegos Olímpicos de 1984 en Sarajevo, ahora convertida en un cementerio… con los restos de un estadio abandonado.

Trampolín de esquí, en Cortina d’Ampezzo (Italia), fue utilizado durante los Juegos Olímpicos de Invierno en 1956. Ahora está destruido.

Una situación similar se observa en Atenas (Grecia). Piscina en la antigua Villa Olímpica, llena de agua marrón oscuro, tapetes e inservible silla de oficina.

Local para competencias de voleibol de playa. Equipado para los Juegos Olímpicos en 2008, ahora está abandonado, aunque se encuentra en el mismo corazón de Pekín.

Pista de salto con esquí, abandonada en el monte Igman, cerca de Sarajevo. Fue utilizada con éxito durante los Juegos Olímpicos de Invierno en 1984.

Este estadio fue el escenario de la competencia de softbol en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Ahora está completamente abandonado.

Cerca del complejo de Hellinikon se encuentra el Centro Olímpico de canoa y remo. Hace mucho tiempo que está seco. Los muros de tablas, que antaño servían de obstáculos, ahora yacen deslúcidos bajo el sol.

Piscina de la Villa Olímpica de Elstal (Berlín Occidental), construida en 1936, hace mucho tiempo que está vacía, llenándose de arena y yeso del desmoronado techo.

Sport Village, de los Juegos Olímpicos en Alemania en 1936, recibe a los visitantes con ventanas y paredes peladas.

Cientos de mástiles vacíos, aún en pie, mantienen la fila a lo largo de esta sucia piscina decorativa en Atenas (Grecia).

La mayoría de los asientos en las gradas del Complejo Olímpico Hellinikon de Atenas fueron arrancados. Todo a su alrededor está cubierto de óxido.

Linnahall en Tallin, construido para los Juegos Olímpicos de 1980.

Enormes agujeros en la capa de asfalto en Sochi, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2015.

Mirando estos enormes territorios e instalaciones abandonadas en ellos, surgen inevitables los pensamientos: ¿Merece la pena invertir tanta cantidad de dinero en algo que, apenas un año después, nadie necesita? ¿Pudiera usarse de un modo más eficiente el valioso legado olímpico?

¿Qué ideas te surgen a tí, al ver estas imágenes? Compártelas sin falta con tus amigos y allegados en las redes sociales.