Compartir

La duquesa sin ropa interior: de qué modas se avergüenza aún Kate Middleton

La esposa del Príncipe William se merece el título de «La duquesa perfecta». Es inteligente, sofisticada, enérgica y empática, y lo que es más importante, hace honor a la tradición, preservando así el prestigio de la monarquía. Además de sus cualidades personales, el estilo de Kate también es popular. La personalidad aristocrática de la duquesa de Cambridge es una fuente de inspiración para muchos. Y la propia belleza ha sido calificada de abanderada del gusto impecable. Sin embargo, incluso los íconos del estilo no son inmunes a los errores. Y hoy, lo verás por ti mismo. Te mostraremos los infructuosos atuendos de Kate Middleton, que los críticos de moda hicieron pedazos.

Getty Images

INFRUCTUOSOS ATUENDOS DE KATE MIDDLETON

El look de la maestra de jardín de infantes

En 2017, la duquesa de Cambridge asistió a un acto benéfico en el andén de la estación londinense de Paddington. En ese momento, eligió un vestido rosa apagado con un cinturón de lazo infantil para la importante salida, no es su mejor atuendo, la verdad. No sólo no le quedaba bien, sino que parecía infantil. Pero, sobre todo, la señora del príncipe fue criticada por sus apliques florales, que, según los expertos en estilo, eran «dolorosos de ver».

La duquesa sin ropa interior

Middleton fue víctima de una vergüenza de la moda en 2019. La culpa la tuvo el ajustado vestido verde que llevó durante la final de tenis de Wimbledon. Debido al dardo en el pecho, a muchos les pareció que la Duquesa salía sin ropa interior. ¡Qué alboroto se armó! Estamos seguros de que el estilista de Kate lo pasó mal tras la publicación de las fotos en Internet.

Vestidos

‡агрузка...

La marca británica Erdem está entre las favoritas de Kate. Y el amor es mutuo. Al fin y al cabo, le deben sus ventas y su popularidad. Pero, a veces, la Duquesa no puede evitar desprestigiar la marca nacional vistiendo trajes que le quedan sencillamente mal. Uno de ellos es el vestido rojo, azul y blanco que Middleton eligió en noviembre de 2015 para una cena de gala en el Victoria and Albert Museum. En su momento, la prensa calificó el conjunto de «absolutamente horrible».

La misma suerte corrió el vestido amarillo con estampado floral que Kate llevó en 2018 para una cena en la embajada británica en Estocolmo. El conjunto se ganó popularmente el apodo ofensivo de «cortinas». Como era de esperar, tras esta aparición, muchos fans aconsejaron a la Duquesa que cambiara urgentemente de estilista.

Trajes de los diseñadores «equivocados»

El Duque y la Duquesa de Cambridge realizan a menudo visitas oficiales a otros países. Y esto no es, como nuestros lectores podrían pensar erróneamente, una fiesta, sino un deber real. Eso significa que debe haber un estricto sentido de diplomacia incluso en el atuendo. Por eso, Kate suele rendir homenaje a su país de acogida eligiendo trajes de diseñadores locales.

A pesar de los esfuerzos de su team de moda, a veces se producen errores. Sobre todo, cuando se trata de las sutilezas estilísticas de las pequeñas naciones insulares. Uno de esos descuidos ocurrió en 2012, cuando Kate y William volaron a las Islas Salomón. Y eso habría estado bien, pero la elegida del príncipe llevaba un vestido de diseño de un archipiélago completamente diferente: las Islas Cook. ¡Un error imperdonable!

Y con el look que la Duquesa lució durante un viaje a Bombay en 2016, los críticos de moda locales no fueron nada displicentes al respecto. «¿Qué pasa con el caftán rojo pepino espeluznante? ¿Qué les hace pensar a estos británicos que esos conjuntos tienen la más mínima relevancia en nuestra cultura?» – cuestionaron los enfurecidos expertos en estilo indio.

Elección inadecuada

Una de las salidas más inapropiadas de la duquesa se produjo en junio de 2012, cuando Isabel II celebró su 60º aniversario de coronación. Ante el público, Kate apareció de rojo vivo. Mientras que el resto de la familia real eligió tonos pálidos y tranquilos para no distraer a la protagonista de la ocasión. El vestido escarlata de Middleton, como un trapo rojo para un toro, provocó ataques en su dirección. En su momento, los seguidores de la Reina calificaron a Kate de «advenediza» que «faltaba al respeto a la monarca».

Una duquesa sin formas

En 2019, la esposa del príncipe William asistió a una cena de gala en el Royal Albert Hall y se convirtió en uno de los principales temas de discusión entre los críticos de moda. El caso es que, para la velada social, Catalina eligió un vestido con un corpiño muy ajustado, que literalmente «desnudaba» a la Duquesa en sus pechos. No hace falta decir que el traje en sí era aburrido y poco interesante…

Bueno, una mala elección la toma todo el mundo. Y la realeza no es la excepción. Afortunadamente, Kate tiene muchas más salidas espectaculares que fracasos en la moda. Así que no hay que juzgar a la Duquesa por lo presentado en la selección de hoy. Digan lo que digan, ¡se merece que la llamen «ícono de estilo»!

Загрузка...