Hotel avión

Para darle una segunda vida a este Boeing-727, hicieron falta 5 camiones. ¡Míralo ahora!

Pocas personas saben lo que dura el ciclo de vida de una aeronave. Algunos creen sinceramente que estos «pájaros de hierro» pueden funcionar indefinidamente, hasta que algún accidente interrumpa su camino.

Sin embargo, después de volar a una infinidad de países exóticos, y encontrar su propia historia, con el tiempo, las alas de una aeronave, como cualquier otro equipo, se deterioran y se desgastan…

Pero, el avión que nos ocupa hoy, no terminó sus días en un deshuesadero, ni fue enviado a recoger polvo en un estacionamiento especial del aeropuerto.

La mayor parte de su vida útil, este Boeing-727 se la pasó volando entre Colombia y Sudáfrica. Pero, cuando al avión se le dio de baja, no tuvo mucho tiempo para recoger el polvo del estacionamiento. ¡Al final de sus días, tuvo una segunda oportunidad!

Un hombre de negocios tenía un gran plan. Para ello, compró el «pájaro de hierro» a sus antiguos propietarios, y se lo llevó consigo, desarmado en cinco camiones enormes, a Costa Rica.

El Boeing-727 comenzó a prepararse para su nueva vida. El casco de la aeronave se dividió en varias partes, y una de ellas fue colocada en un alto acantilado, en medio de los límites del Parque Nacional «Manuel Antonio».

Los especialistas trabajaron durante mucho tiempo con los componentes del carro alado. La mayor parte de los mecanismos internos de la aeronave estaban bien, pero, por supuesto, fueron eliminados. Posteriormente, los artesanos ennoblecieron el espacio vacante, ideal para sus propósitos.

Después de algún tiempo, el viejo Boeing-727, que día tras día transportó a cientos de pasajeros, se esfumó. En su lugar, apareció un exquisito alojamiento de lujo.

Actualmente, el hotel «Costa Verde» es conocido como el hotel más inusual de Costa Rica. El cuerpo plano del avión se transformó en un interior de alta calidad, con vista al mar. A pesar del hecho de que el alojamiento no es muy económico, la cantidad de visitantes, literalmente, no tiene fin.

Las personas que han visitado el «Costa Verde», afirman que no hay mayor placer que observar, desde las ventanas de esta majestuosa aeronave, la salida y la puesta del sol tropical. Y, para aumentar la comodidad, las alas del avión fueron convertidas en terrazas.

El interior de la cabina está diseñado con estilo retro. Las habitaciones de lujo fueron recortadas de paneles de teca de Java, y los muebles de madera complementan la imagen. Sin embargo, el espíritu retro no está exento de los beneficios de la modernidad.

Dos dormitorios, un comedor, una cocina, y todas las demás comodidades, dan vida a este viejo avión. ¡Sólo para soñar! Los que se han quedado aquí, confirman que se aburrían en un hotel, pero que en este avión, eso es simplemente imposible. Bueno, y para los amantes de los deportes extremos, en el hotel hay muchos atractivos.

Además, el hotel cuenta con apartamentos, piscinas, terrazas para tomar el sol, y hermosas playas. Pero, lo más destacado del hotel de cuatro estrellas está allí, de pie y con orgullo, en su pedestal: el Boeing-727.

No podrás negar que el «Costa Verde» se encuentra entre los hoteles más inusuales del mundo. En cuanto a mí, visitarlo, definitivamente vale la pena. ¡Todos los sueños de unas vacaciones confortables, en un país exótico, se pueden hacer realidad allí!

¿Tú qué opinas? Comparte el post con tus amigos de las redes sociales…