Hombre muere por exceso de bebidas energéticas

El esposo de Briana sufrió una hemorragia cerebral… Cuando los médicos revelaron las causas, ¡quedó estupefacta!

En California, Estados Unidos, una mujer decidió compartir en su perfil de Facebook la trágica historia que ha vivido junto a su esposo como consecuencia del consumo en exceso de bebidas energéticas.

Briana estaba esperando a su primer hijo, cuando su esposo Austin sufrió una hemorragia cerebral.

«Hola, mi nombre es Brianna, y esta es mi historia… El amor no son las pequeñas cosas. No son las llamadas telefónicas, las fechas o incluso los recuerdos. El amor es saber que sacrificarías cosas que ni siquiera sabías que podrías sacrificar. El amor es desinteresado.

¿Alguna vez has sentido temblar la vida? ¿Alguna vez te han golpeado con tanta agitación emocional hasta el punto en que todo a tu alrededor se vuelve borroso y tembloroso? Tus pulmones se sienten apretados y por un breve segundo no puedes hacer nada. No puedes moverte, no puedes pensar, ni siquiera puedes reaccionar. Yo tengo.

Experimenté algo que nunca pensé que iba a experimentar, todo mientras estaba embarazada de nueve meses con mi primer hijo. Estar embarazada se supone que es uno de los viajes más increíbles en los que te embarcarás. Estás creando una nueva vida. Estás experimentando amor incondicional por alguien a quien aún no has conocido.

Austin y yo estábamos muy emocionados de conocer a nuestro pequeño niño. Para llevarlo a casa, para ser una familia», — escribió la mujer en su perfil de Facebook.

Austin tenía un ritmo de trabajo muy exigente que lo obligaba a mantenerse activo por horas. Sobra decir que este tipo de bebidas lo ayudaban a salir adelante, cumpliendo con sus obligaciones labrales. Sin embargo, su organismo no opinaba lo mismo — colapsó dejando severas secuelas.

Los médicos intervinieron de emergencia a Austin. La cirugía duró más de cinco horas, y, como resultado, le dejó un irreparable agujero en la parte frontal del cráneo.

Briana, a punto de dar a luz, sentía que su mundo se vendría abajo de un momento a otro…

A través de una serie de conmovedoras imágenes tomadas por la fotógrafa Sara Endres, Briana no dudó en compartir su emotiva historia, para documentar la lucha diaria que hacen cientos de familias cuando tienen a un ser querido en el hospital.

Tras el accidente cerebrovascular, Austin fue sometido a varias cirugías. Las convulsiones, la hinchazón se convirtieron en algo cotidiano para este hombre.

Briana se tuvo que enfrentar sola al nacimiento de su hijo. Después de dos meses, pudo llevarlo al hospital. Este día, por fin, Austin pudo conocer a su bebé. Apenas lo tuvo en sus brazos, se despertó.

Todos los días, Briana pasa preocupada no solo por su bebé, sino también por la vida de su esposo, a quien regularmente lo lleva al médico a más estudios.

«Todos los días me despierto para cuidar a nuestro hermoso niño y mi esposo. Preparo las comidas, hago terapia física, terapia del habla y terapia ocupacional. Lo ayudo con la higiene personal. Lo ayudo a caminar. Lo ayudo con todos los aspectos de su vida».

Angustiosa pero emotiva, la historia de Briana también es un testimonio de la existencia del amor verdadero y el sacrificio personal.

«Él no es el mismo hombre del que me enamoré, pero estoy luchando día a día para ayudarlo a recuperarse, para mejorar su vida. Un día llegaremos a nuestra meta. Hasta entonces, nunca renunciaré a él. Lo amo más que la vida misma», — declaró la joven madre.

Solo nos queda desearle una pronta recuperación a este joven padre, y muchos años de felicidad a la hermosa pareja. Si encontraste emocionante e inspirador este post, no dudes en compartirlo con tus amigos y allegados en las redes sociales.