Hombre convirtió su casa en un palacio

Afuera, esta casa parece bastante ordinaria. Solo mira cómo se ve por dentro…

Las apariencias pueden ser muy engañosas, y no siempre lo que se ve mal por afuera coincide con lo de adentro. En la región de Bryansk, en el centro del distrito de Klimovo, hay una casa, cuyo aspecto no difiere de otras casas que se encuentran en la ciudad.

Nada notable a primera vista. Pero basta que el invitado cruce la puerta para que su idea de esta vivienda cambie para siempre.

Vladimir Filippovich Akulov no se sorprendió por el motivo de que las personas regularmente quisieran venir a verlo, aun cuando el motivo de la visita no fuera precisamente visitarlo a él. Los frecuentes visitantes estaban interesados ​​en el interior de la vivienda.

Casi todos habían escuchado sobre el contraste entre la casa y su aspecto interior. Al momento en que entras, te embarga la sensación de estar en un castillo real.

Y esto no es sin razón. En las paredes están colgadas unas pinturas con marcos costosos, y las habitaciones están llenas de muebles tallados, que absolutamente van en contra de la decoración de una casa de pueblo habitual.

Todo esto no es accidental, porque Vladimir Filippovich era un maestro tallador, quien decidió demostrar sus habilidades en su propia casa. Todos los muebles de la casa están hechos con sus hábiles manos. ¡Lo que es notable! El hombre no tuvo una educación especial, y aprendió el tallado en madera por su cuenta.

Él era muy aficionado a trabajar con los maderos cítricos, y muchas cosas en la casa se hicieron del árbol de limón, ya que este árbol es ideal para este trabajo. Para lograr un brillo dorado, Akulov cubrió la madera con potalia japonesa.

El hombre personalmente se esmeró con el techo.

La decoración no se limita solo en los elementos tallados, también hay una pintura en las paredes y en el techo, también obra del propietario.

Vladimir Filippovich también construyó un trono real.

¡Un verdadero maestro!

Este hombre tiene un gran talento. Su trabajo arduo e industrioso, para el que es necesario tener paciencia, resultó excelente.

¿Qué opinas de su obra? ¿Te gustaría vivir en un palacio real también? ¡No olvides compartir este material con tus amigos!