Hamburguesa de McDonalds en una caja

¡Esta hamburguesa de McDonalds aparece apetitosa… 20 años después!

Cuentan que allá, por el año 1995, dos jóvenes australianos Eduard Neetz y Casey Dean, compraron una hamburguesa para uno de sus colegas, pero este por alguna razón no se la comió. Chicos curiosos decidieron guardar esta «exquisitez» en una caja de madera (con su envoltura y todo), para abrirla dentro de 20 años.

Pasados los 20 años, Eduard y Casey se reúnen y deciden cumplir con lo acordado. Ahora ambos ya son mayores, el tiempo no pasa en vano…

Pero no se puede decir lo mismo de la hamburguesa, ella verdaderamente se había reído del tiempo y está exactamente igual como el día en que la compraron.

Y sorprendentemente olía cual si la acabaran de preparar.

Ahora los muchachos están convencidos de ser los «dueños de la hamburguesa más vieja del planeta». Lo más increíble de esta historia es que todo este tiempo la caja estuvo expuesta al medio ambiente, es decir, nunca se refrigeró, así que la hamburguesa «se conservó por sí sola».

Quzás con esta hamburguesa hasta se podría hacer el descubrimiento de siglo de «como hacer que las cosas duren más en el tiempo». Pero por mí, creo que no entraré a McDonalds ni para tomar agua.

Comparte esta sorprendente publicación con tus amigos.