Habitación mágica para una niña

Él estuvo modificando el cuarto de su hija por un año y medio. ¡El resultado es admirable!

Seguramente, de pequeños, cada uno de nosotros soñába con vivir en una fabulosa casita del árbol. Los que tenían abuelos que vivieran en el pueblo, probablemente procuraban construir su propia cabaña entre las ramas de algún árbol. ¡Y después, entusiasmados, compartían orgullosamente estas aventuras con sus amigos urbanos!

Hoy ¡Qué pasada! te quiere contar una de esas «aventuras» que se hizo real. Es posible que este hombre estadounidense también recordara sus fantasías infantiles, porque deseó convertirlas en realidad en el cuarto de su hija.

Siguiendo sus sueños, decidió transformar la habitación de la niña en un «rincón de un cuento de hadas». La realización de esta idea se llevó más de 4000 dólares y cerca de 350 horas de trabajo. Para llevarla a cabo, el papá contaba solo con los fines de semana y las tardes, así que la creación del cuarto fabuloso tardó todo un año y medio. ¡Pero el resultado valió el esfuerzo!

Junto con su hija, el padre elaboró el plano de la futurá «habitación de ensueño». Dibujó el proyecto de un árbol mágico que había de aparecer en el cuarto, y empezó a preparar todo para realizar esta idea.

Primero, el proyecto del cuarto mágico se hizo en forma de una maqueta pequeña a escala de 1:12. Después de unas cuantas correcciones, el padre comenzó a llevar a la práctica lo planeado.

Las paredes y el suelo del cuarto fueron minuciosamente marcados con contornos del futuro árbol.

Luego, el padre comenzó la parte más difícil del trabajo. De alambre y varillas, fue elaborado el armazón.

Después, el esqueleto del futuro árbol fue envuelto por una red fina de alambre.

La red, a su vez, fue cubierta por una capa de cemento que formó «la corteza» del árbol.

A las ramas finas del árbol era difícil ponerles el cemento, por lo que fueron elaboradas de papel-maché.

Después, el árbol fue minuciosamente pintado.

Las ramas de arriba fueron decoradas con unas guirnaldas artificiales, y al lado del tronco «aparecieron» unas cuantas amanitas «matamoscas» de vistosos sombreritos rojos.

El frondoso árbol también dio lugar a un nido con pajaritos…

…Y a unas mariposas milticolores.

Las ramas cortadas se convirtieron en minúsculas puertas mágicas.

El techo de la habitación fue decorado con guirnaldas. ¡Así que por las noches este cuarto se ve simplemente fantástico!

¡Es así como luce la felicidad!

¡Es increíble lo fácil que una habitación corriente puede ser convertida en un «cuento de hadas»!

¡La vista de este cuarto me ha dado muchas ideas maravillosas! Si a ti también te ha fascinado este trabajo, no dudes en compartir este post con tus amigos.