Esponjas para el cuerpo

¡Los médicos advierten a todos en el mundo del peligro de usar las esponjas de baño!

¡La verdad es que no existe mejor manera de aliviar el estrés y, a la vez, tonificar el cuerpo, que tomar una ducha o, mejor aún, sumergirse en una bañera y darse un masaje con la esponjita suave y delicada!

Solo que los dermatólogos no tienen mucha prisa para consentir ese detalle, debido a que esa misma esponja o borla te puede traer mucho más daño que bien.

Esponjas para el cuerpo
Una investigación, publicada en la revista Journal of Clinical Microbiology, sugiere que la borla de malla que utilizas para ducharte, es el caldo de cultivo perfecto para las bacterias. ¡Y no es para menos! La mayoría de nosotros, después tomar el baño, la dejamos secar en un ambiente cálido y húmedo – un verdadero paraíso para los microorganismos.

Cada vez que tomamos la ducha y restregamos la piel con la esponja, las bacterias residentes en la borla, penetran en los poros de nuestra piel. Este hecho constituye una de las causas de inflamación y diversas erupciones cutáneas.

¡Si la existencia de las bacterias no te impresiona, pues los mohos y otros hongos, es algo que no debes pasar por alto! El renombrado dermatólogo Matthew Knight y el 98% de sus colegas de todo el mundo están llamando a abandonar el uso de la misma esponja por más de un mes.

Para no convertir el preferido accesorio en una fuente de infección, después de tomar el baño, ponlas a secar fuera del local y periódicamente desinfecta la toallita en el microondas.

¡Comparte esta importante información con tus amigos de las redes sociales, para que estén concientes de este peligro!