Escalofriantes fotos de la época victoriana

El misterio de esta antigua imagen es impactante… Una tradición aterradora que ¡hiela la sangre en las venas!

La época victoriana — es un período muy oscuro en la historia humana. En esta época, había una extraña tradición de fotografías hechas post mortem. Es decir, las personas eran fotografiadas después de su muerte. Ahora eso no solo nos parece raro, casi que inadmisible, pero en aquellos momentos se consideraba un acontecimiento muy normal. Cuando te fijas en estas fotos, queda una sensación como si las hormigas corrieran por la piel. Quepasada.cc te ha preparado estas 20 aterradoras imágenes póstumas de la época victoriana.

Muy contrario a lo que de estas espeluznantes imágenes se percibe, hay que recordar que todas fueron hechas para preservar el recuerdo de las personas fallecidas.

Por eso los fotógrafos se esforzaban muchísimo de asegurar que los muertos lucieran como personas vivas.

Ellos inventaron un montón de trucos para esto.

Muy a menudo, las personas eran fotografiadas con algunas de sus mascotas u objetos favoritos, como este hombre con sus perros en el sillón.

O como esta niña con sus juguetes.

A veces eran retratados, aparentando estar dormidos.

A esta niña pequeña la sostiene un dispositivo especial.

La mano del hombre sostiene su cabeza, como si estuviera meditando.

Observa la cortina detrás del muchacho. Más bien, era alguien sosteniendo su cabeza.

Esta niña es sostenida por el espaldar de la silla y un dispositivo especial que la sujeta, oculto detrás de ella.

Esta joven se ve tal como si estuviera viva.

Detrás de esta niña se ven las manos de alguien que la está sosteniendo.

A los ojos de esta niña el fotógrafo le dibujo las pupilas, para que se viera más viva.

A veces era imposible lograr que la persona luciera viva.

Era normal fotografiar la familia del fallecido junto con él.

Para los padres era muy difícil asimilar que su pequeño ya no estaría más a su lado.

Solo puedo imaginar lo difícil que era para la madre posar al lado de su bebé sin vida.

Estas fotos verdaderamente aterran.

En esta imagen, todo está claro.

A veces cuesta trabajo distinguir cuál está muerto.

No tengo palabras para describir y caracterizar estas fotos. A pesar de que den escalofríos, estas fotos están llenas de gran fuerza y sentido muy profundo. Puede parecer una locura, ver estos padres posando con su hijo muerto, pero piensa ¡cuánto coraje les llevó a hacerlo! Menos mal, que toda esta espantosa tradición se quedó atrás en el pasado, con la época victoriana. ¡Muéstrale a tus amigos estas fotos aterradoras!