Error médico lleva a un niño a terapia intensiva

Después de tomar la medicina, este niño gritó de dolor. Una mala decisión médica…

Se dice que la varicela suele ser más peligrosa en la etapa adulta que en la niñez. Sin embargo, esta enfermedad puede tener graves consecuencias para los niños, especialmente si se aplica un tratamiento equivocado. Tal es el caso de la historia de hoy…

Haley Lynes compartió fotos de su hijo en su página de la red social, con el objetivo de advertir a otras personas. Estas imágenes eran realmente impactantes.

El pequeño Lewis había enfermado de varicela, y el médico le recetó un tratamiento con ibuprofeno, una droga antiinflamatoria no esteroidea. Debido a esto, el niño terminó en la sala de cuidados intensivos, con una sepsis grave.

La piel del muchacho estaba toda cubierta de terribles ampollas, y el niño no paraba de gritar del dolor. Y todo a causa de su respuesta al tratamiento con ibuprofeno…

El chico tuvo suerte de llegar a tiempo a las manos de médicos experimentados, quienes supieron manejar esta difícil situación. Resulta que este medicamento NUNCA debe prescribirse para tratar la varicela, u otra infección vírica, pues solo logrará reforzar la reacción de la piel.

Ahora el niño está bien. Sin embargo, la recuperación total de la enfermedad le ha llevado10 largos meses. Por suerte, sus cicatrices son apenas visibles…

Esperamos que este material evite que muchas personas padezcan las terribles consecuencias de los errores médicos, como el que nos ocupa el día de hoy. Por eso, comparte este post en tu pagina de las redes sociales… ¡Puede que ayudes a salvar una vida!