Entierro de 42 millones

Esta niña de 17 años fue fatalmente diagnosticada. ¡El regalo de despedida de sus padres impactó a todos!

Sobrevivir a su propio hijo es la peor pesadilla de cualquier padre. Para la vida y el bienestar de los hijos, los padres a menudo sacrifican voluntariamente cualquier cosa. Desafortunadamente, en algunas ocasiones nada se puede hacer contra el destino.

La protagonista de este artículo amaba el escenario, y desde la infancia soñó con la carrera de la actuación. La belleza de 17 años ingresó al teatro de Moscú sin ningún problema, pero no logró cumplir sus sueños. ¡Muy pronto, la joven fue diagnosticada con un cáncer en su cuarta etapa, inoperable y fatal!

Su amoroso padre, asegurándose de que ya no existía ninguna posibilidad de ayudar a su hija, preparó un espléndido regalo de despedida. La chica ya no estaba destinada a ir a un escenario, pero los padres decidieron hacer su sueño de vida, realidad.

Es por eso que los padres organizaron la ceremonia fúnebre para la pequeña, al estilo del cuento de hadas «La bella durmiente».

El ataúd fue de cristal, traído bajo pedido especial de Francia. Durante la ceremonia, fue elevado en un escenario teatral especial.
En la escena, el ataúd con el cuerpo fue llevado a un carruaje rodeado de numerosas flores. Además, todos los invitados a cargo de los padres llevaron los trajes con el mismo estilo.

Para la representación de la imagen de la Bella Durmiente en la vida, el padre y la madre de la niña no dudaron en pagar 42 millones de rublos. Al enterarse la prensa de esto, el público se agitó.

Muchos sintieron que los progenitores simplemente arrojaron dinero. Por ejemplo, se podría gastar la misma cantidad para ayudar a otros niños que padecen cáncer.

Otros, sin embargo, refutan a los críticos. Dicen que los amados padres de la niña, para quienes la felicidad de la hija siempre estuvo en primer lugar, simplemente no podían hacer otra cosa.

Además, tales acciones también ayudan a los pobres, que de alguna manera no deben volverse locos después de perder un hijo.

Los organizadores del proyecto a gran escala afirman que el padre de la difunta les estaba muy agradecidos. La encarnación del sueño de su amada hija en la vida le costó una suma ordenada, pero no era nada en comparación con la pérdida de su hija.

Es terrible pensar en cómo se sentían los padres de la niña. Su dolor solo puede ser comprensivo e incuestionable. ¡Sería grato desear de todo corazón que ninguna otra familia sufriera la misma tragedia!

¿Qué piensas de esta historia? Comparte tu opinión en los comentarios.