Emotivo método de enseñanza

Este maestro inicia sus clases con elogios: Chris Ulmer, un profesor que sabe cómo motivar a sus alumnos.

Chris Ulmer es un joven maestro especializado en la educación de niños que sufren alguna patología: autismo, problemas de aprendizaje o daño cerebral. Graduado de la Mainspring Academy en Jacksonville (Florida, Estados Unidos), ha desarrollado un método de enseñanza muy peculiar, que ha dado excelentes resultados.

Ulmer siempre dedica los primeros 10 minutos de su clase diaria a resaltar las cualidades que cada uno de sus estudiantes. El profesor opina que no existe nada mejor para sus chicos que comenzar su día escolar con la mejor motivación… Eso les ayudará a superar cualquier reto en el aprendizaje.

Desde hace tres años Ulmer imparte clases a este grupo de chicos especiales. Asegura que sus alumnos son una familia para él.

En la página de Facebook Libros especiales de niños especiales Ulmer compartió un video, que en muy poco tiempo se hizo viral. Miles de personas consideran que su método de enseñanza es innovador, ya que además de estimular el desarrollo cognitivo, genera auto-aceptación y cariño entre los chicos.

Su técnica consiste en pasar a sus estudiantes al frente de la clase. A cada uno les dice por qué lo considera especial y lo estimula con frases como: «Me gusta tenerte en mi clase, eres muy gracioso» o «Juegas muy bien al fútbol». De vez en cuando, y con el permiso de los padres, Ulmer publica fotografías y videos de sus alumnos, e incluso pretende publicar un libro donde relate sus historias de superación, tanto personal como educacional.

El video ha alcanzado más de dos millones de vistas y ha sido compartido poco más de 34 mil veces en las redes sociales.

Durante estos tres años que lleva impartiendo clases, Ulmer ha sido testigo del avance de sus chicos, y asegura que el lazo que ha formado con ellos se ha fortalecido tanto, que ya se consideran como una gran familia.

«Tenemos un nivel de entendimiento que hemos conseguido con el tiempo, — explicó a ABC News. — Todos ellos procedían de un entorno segregado de los estudiantes de educación general. Ahora están participando en las actividades escolares, bailando ante cientos de niños y hasta en el club de debate», — comentó orgulloso.

Este ejercicio diario, antes de comenzar las clases, es muy positivo para los chicos, pues se sienten comprendidos y aceptados tal como son. Ulmer trata de ponerse en el lugar de ellos: «Cada uno tiene sus particularidades, pero eso es bueno, porque nos enriquece».

Por su dedicación Chris Ulmer ha sabido ganarse el cariño de sus alumnos y de toda la gente que lo conoce… ¡Su metodología les hace mucho bien a estos chicos! Comparte este post con tus amigos para que conozcan a un profesor que ha logrado que sus estudiantes comiencen la jornada escolar con la autoestima bien alta.