Emergencia nuclear

Emiten alerta por un accidente en un almacén nuclear de EE. UU. Por suerte, no hay heridos ni escape de radiación…

En el Estado de Washington, en un almacén de residuos nucleares, ubicado en Hanford, en la mañana de este martes, fue declarada la situación de emergencia, debido al hundimiento de un túnel, lleno de residuos radiactivos. Cientos de trabajadores recibieron la orden de ponerse a cubierto. Las primeras informaciones indican a que no hubo víctimas, tampoco se ha detectado un aumento de la radiación en la zona.

Según el informe del Departamento de Energía de Estados Unidos, no había trabajadores en el túnel en el momento del accidente. El hecho ocurrió en uno de los túneles que son utilizados para transportar residuos nucleares en vagones. Se procedió a evacuar a todos los trabajadores del complejo de Hanford. Se trata de más de 9.000 personas.

El almacén nuclear que forma parte del complejo de Hanford, contiene 211.000 metros cúbicos de residuos. Construida en la II Guerra Mundial, esta planta fue importante en la producción del arsenal nuclear de Estados Unidos, que icluía en su tiempo la bomba de Nagasaki. Hoy día, es el mayor almacén de desechos nucleares militares de EE. UU. En 2007 albergaba dos tercios de los residuos de alta radiactividad del país.

Según informó el Departamento de Energía, el accidente se produjo a las 8.26 hora local. Inmediatamente fueron decretadas medidas de emergencia para los 280.000 habitantes de ambos condados más cercanos a la planta.

Randy Bradbury, portavoz del Departamento de Ecología de Washington, explicó que el accidente ocurrió en el centro del complejo nuclear, a unos 320 kilómetros al sureste de Seattle. Los trabajadores de la zona de peligro fueron evacuados, mientras que los del resto de la planta recibieron la orden de dirigirse de inmediato al refugio. Se les indicó que cerraran las ventanas y no comieran ni bebieran nada, hasta que se confirmara la información de ausencia de radiación.

Aunque a media tarde se levantara la prohibición de comer y beber, cientos de trabajadores aún permanecían sin poder salir de las instalaciones, con la orden de mantener las ventanas cerradas.

Según los trabajadores, ha habido un desprendimiento de tierra, de unos seis por seis metros, en el túnel donde se resguardan vagones enterrados con material nuclear. Un examen rutinario de los túneles permitió descubrir la falla de cientos de metros de longitud.

Hoy día, el lugar es considerado como una de las zonas contaminadas más grandes de los países industrializados. Los trabajos de descontaminación en Hanford se realizan desde 1980, con un presupuesto que alcanza 2.000 millones de dólares al año. Se planifica que los labores finalizarán para 2060.