Compartir

El destino de los niños Nikitin, que fueron enviados a la escuela a la edad de cinco años y atemperados sin cesar.

Criar un hijo independiente es el objetivo de la mayoría de los padres. Pero, ¿hasta dónde están dispuestos a llegar para lograr tal cosa? De hecho, muy a menudo las ambiciones de los padres disminuyen cuando se enfrentan a la presión de parientes cercanos y de su propio entorno.

Sin embargo, incluso en épocas pasadas, siempre hubo quienes no querían ser como los demás. Tal es el caso de la familia Nikitin, cuyo enfoque de la crianza de los hijos no dejó indiferente a nadie. Hoy, el consejo editorial de ¡Qué pasada! te invita a recordar cómo vivía esa increíble familia.

CRIAR UN NIÑO INDEPENDIENTE

Al ingeniero Boris Pavlovich Nikitin no le gustaron los métodos para educar a la generación más joven que primaban en la antigua URSS. El hombre estaba muy interesado en la pedagogía, e incluso intentó abrir una escuela con su propio enfoque de la educación. A esto último, por supuesto, no le dieron permiso.

La unión de Nikitin con una maestra, Elena Alekseeva, resultó ser milagrosa. Ella era 14 años más joven, pero los intereses comunes los acercaron rápidamente. Por eso, pronto se casaron y fue en su propia casa donde organizaron la misma escuela que parecía imposible crear en la época soviética.

¿Qué enfoques para criar a sus siete hijos consideró la familia Nikitin correctos? Los padres creían que lo principal era crear un espacio adecuado alrededor del niño, y dejarlo solo para que se desarrolle. Es necesario apoyar e inspirar al bebé, pero no ser demasiado condescendiente, de lo contrario, nunca se volverá independiente.

‡агрузка...
© Depositphotos

LOS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA EDUCACIÓN

  1. Desarrollo físico y mente sana

    En primer lugar, en esta familia, los niños no estaban protegidos de los gérmenes y bacterias, más bien se les permitió, de todas las formas posibles, fortalecer su inmunidad, o sea, templarlos. Por lo tanto, a los niños solo se les proporcionó ropa ligera y comida sencilla, nada de comer en exceso. Por otra parte, se les fomentó el movimiento máximo y ejercicio regular.

  2. Desarrollo emocional

    En segundo lugar, se fomentó una comunicación constante con los padres, y se planificaron muchas actividades en común e incluso el sueño compartido. Mamá y papá no les prohibieron a los niños explorar el mundo, ni se establecieron prohibiciones artificiales.

    © Depositphotos

  3. Desarrollo intelectual

    En tercer lugar, las habilidades analíticas y creativas del niño deben desarrollarse por todos los medios. Y para ello, los padres crearon juegos especiales que tienen en cuenta los intereses de cada niño. Después de todo, era necesario evitar la coerción, de lo contrario el interés vivo desaparecería rápidamente.

  4. Desarrollo creativo

    Cuarto, se creó una atmósfera creativa en la que no se regañaban los errores. Además, los enfoques no estándar fueron bienvenidos y apoyados por todos los miembros de la familia.

© Depositphotos

Por supuesto, hoy poca gente puede sorprenderse por esta rutina. Sin embargo, en los años 60 y 70 del siglo pasado tal conducta se consideraba una inaudita insolencia, un desacato en contra del sistema. Por lo tanto, tan pronto todo el país se enteró de la familia Nikitin, no tardaron en surgir partidarios de su enfoque así como opositores.

Había quienes consideraban incorrecto exponer así a los niños, hacer gimnasia con ellos, enseñarles a leer temprano y permitirles que fueran demasiado independientes. Los Nikitin no ocultaron el hecho de que los niños de 3 a 4 años creaban sus propios juguetes y ayudaban activamente en la casa.

Estos padres tuvieron que demostrar constantemente que su enfoque tenía derecho a la vida. Sin embargo, contra todo pronóstico por parte de los detractores, los niños realmente crecieron inteligentes y abiertos, y rara vez se enfermaron. Podían leer desde los tres años, estudiaron bien en la escuela y pudieron saltarse clases. Tanto fue así que se graduaron de la escuela más rápido que otros.

© Depositphotos

QUE ERRORES SE COMETIERON

A pesar de todo, los propios Nikitin admitieron que hubo algunos errores que no pudieron evitar. La tremenda atención a la familia dio lugar a muchos chismes, de los cuales era imposible proteger a los niños. La popularidad, cuando todo el mundo te percibe como un advenedizo, fue algo incómoda también.

Los niños, por otra parte, carecían de comunicación con sus compañeros. Después de todo, no fueron al jardín de infancia, y al llegar a la escuela, por llevar una educación más avanzada y saltarse clases, muchas veces los otros compañeros les superaban en edad. Esto hizo que fuera difícil hacer amigos y encontrar un idioma común con los niños de otras familias.

Otra desventaja fue la falta de disciplina estricta en la familia. Por tanto, en la edad adulta, cuando se hizo necesario estudiar o trabajar a la fuerza, esto resultó ser un problema. Hubo que llenar los vacíos.

¿Cómo resultó la vida de los siete niños? Muy acertada. Todos han encontrado su lugar en la vida, todos han crecido como personas inteligentes. Sí, admiten que los buenos hábitos que desarrollaron de niños facilitaron su viaje en la edad adulta. Ellos y sus propias familias utilizan la experiencia de ser padres. Eso sí, ninguno de ellos envió a sus hijos a la escuela antes de tiempo.

¿Qué opinas de esta experiencia? Escríbenos en los comentarios cómo educas a tus hijos y lo que piensas acerca del procedimiento de estos padres. Danos un Me Gusta y no olvides compartir el enlace y tu opinión con tus amistades de las redes sociales.

Загрузка...