Dos palabras mágicas

Somos el reflejo de lo que decimos… Estas dos palabras mágicas cambiarán tu vida…

Seguramente, habrás escuchado la frase «Somos lo que comemos». Te sorprenderá saber que está frase tiene continuación: «también somos lo que decimos y lo que pensamos».

¡La palabra es mágica! La palabra construye. La palabra destruye. Las creencias que te guían, influyen en todo lo que sucede en tu vida. Si tienes miedo de lo peor y constantemente piensas en ello, tarde o temprano sucederá.

Generalmente, nos detenemos a reflexionar en nuestras palabras solo después de haber ocasionado algo con ellas. Y también sucede viceversa — si tu día comenzó brillantemente, de forma activa, con una actitud positiva y grandes pensamientos, el continuará así.

Hay una fuerte técnica psicológica, que pudiera compararse con el poder de la magia. Tú puedes influir sobre la realidad en la que existes. Emprende un viaje a tu interior, observa tus pensamientos. Adopta actitudes e incorpora palabras o afirmaciones positivas a tu vocabulario. Veras que es muy fácil… ¡Y el resultado no se hará esperar!

Palabras mágicas

Estas dos palabras mágicas las puedes utilizarlas todos los días. En realidad, lo hacemos a menudo, incluso, sin darnos cuenta. Pero si lo realizas de forma consciente, el resultado será muy diferente.

Empieza a practicar este ejercicio y, después de 2 semanas, observa los cambios que han ocurrido en ti. Tienes que decir «¡Permito!», cuando piensas en algo positivo, y «¡Cancelo!», cuando te invaden preocupaciones y pensamientos desagradables.

Pronuncia en voz alta lo que añoras y sueñas, y al final, añade «¡Permito!» Esta técnica le ayudará a estar más consciente de tu vida, tus pensamientos y acciones. Poco a poco, todos los días, darás pequeños pasos hacia tu objetivo.

Agregar la frase: «¡Cancelo todos los obstáculos!», te hará fortalecer aún más el efecto de lo dicho. La auto-hipnosis es una práctica muy poderosa, y la gente que la practica en su vida diaria, logran maravillas. La capacidad de prestar atención a sus acciones y palabras conduce a la conscientización de lo que está ocurriendo. Es un increíble ejercicio de la fuerza de voluntad.

Prueba realizar esta práctica interesante — será especialmente útil para las personas que se sienten inseguros. ¡La responsabilidad de tu vida es sólo tuya, estate atento a lo que haces y piensa positivo! Esto, inevitablemente, te llevará a la felicidad…

¡Comparte con tus amigos estas simples palabras mágicas, los milagros ocurren todos los días!