Cosas para mantener en secreto

7 cosas más importantes de tu vida que no deben ser divulgadas.

Cada persona tiene sus propias metas, aspiraciones y sueños en la vida, que aspira ver materializados en algún momento. Sin embargo, el camino al éxito suele estar lleno de obstáculos. Es por eso que Quepasada.cc te propone a conocer algunos de los consejos de culturas orientales, entre ellos, la experiencia de los sabios de la India. Ellos plantean que para garantizar el éxito de tu vida, debes aprender a guardar tus propios secretos, porque hay algunas cosas que es mejor no divulgarlas públicamente.

Lee atentamente estos consejos, pues seguramente te serán de gran utilidad:

1. No debes gritar tus planes para el futuro a cuatro vientos.
Evita hablar sobre tus planes con los demás, hasta que los veas cumplidos. Es muy fácil desbaratar un plan, pues puede tener puntos débiles y depender de muchos factores. Por eso, mantén tus planes en secreto hasta el final, para que aumenten tus posibilidades de éxito. Solo las personas de tu total confianza pueden ser excepción a esta regla.

2. No divulgues tus actos de caridad.
Debes aprender a atesorar tus buenas acciones para ti mismo, como al tesoro más valioso. No las divulgues, ni te alabes por ellas, pues este tipo de actitud puede conducir rápidamente a la arrogancia, y esa no es una cualidad como para enorgullecerse.

3. No le demuestres a todo el mundo tu austeridad.
Las limitaciones de tu vida (alimentación, sueño, relaciones sexuales, etc.) no es algo para ser divulgado. Te será beneficioso mantener tu austeridad física en armonía con tu parte emocional.

4. No divulgues tu valentía y heroísmo.
Diariamente afrontamos las pruebas, que nos pone la vida, para avanzar en nuestro camino. Algunas pruebas son externas, visibles, y la gente suele recompensarte por ellas, pero hay otras que te obligarán a enfrentarte a ti mismo, a superarte. Esas son las pruebas reales que debes atesorar en lo profundo del alma.

5. No divulgues tu conocimiento espiritual ante cualquiera.
Ese es solamente tuyo, y no hay necesidad de imponérselo a nadie. Revélalo solo en un caso realmente necesario, cuando pueda beneficiar a los demás, cuando pueda ser comprendido y compartido por los demás. Recuerda que las semillas que siembras solo crecerán en el terreno fértil de la comprensión.

6. No divulgues tus conflictos de hogar y vida familiar.
Si haces públicos los problemas familiares, estas poniendo en manos ajenas las armas perfectas para quebrar los pilares que sostienen tu familia. Además, algunas discusiones familiares pueden ser incluso beneficiosas, pues permiten airear la energía negativa que se ha acumulado en el proceso de diálogo. Recuerda que la gran mayoría de los conflictos pueden resolverse perfectamente de la puerta para dentro.

7. No repitas las palabras feas que escuchas en la calle.
No traigas a casa comentarios o frases feas que hayas escuchado de alguien durante tu jornada diaria. Tu conciencia puede mancharse de la misma forma en que se manchan tus botas en la calle. Si al llegar a casa cuentas todo lo tonto que escuchaste por la calle, es como si al llegar a casa, no te quitaras los zapatos.

Si aplicas en tu vida estos sencillos conceptos, da por seguro que podrás cumplir exitosamente todo lo que te propongas. Además, aprenderás a valorarte como lo que eres, una persona exitosa, y los demás te verán así — por el aura de éxito que expedirás. Comparte este post con tus amigos, para que también aprendan el camino exitoso por la vida.