Cómo usar el lápiz higíenico

11 modos insospechados del uso de la pomada higienica: Ayuda en cualquier situación crítica.

La pomada higíenica es un producto cosmético que, para muchas féminas, se ha convertido en un método habitual y obligatorio para el cuidado y la protección de los labios.

En este artículo, ¡Qué pasada! compartirá modos poco conocidos de su aplicación, que no te habrías imaginado núnca. ¡Sin más palabras, comencemos!

Como usar la pomada

1. ¡Los nuevos zapatos son siempre perfectos! He aquí como se puede evitar las rozaduras y ampollas: untando la pomada higíenica en los lugares «críticos» de los pies. Este truco permitirá reducir la fricción y evitar la incomodidad.

2. Cuando el anillo del dedo no se suelta, pero no tienes aceite vegetal, ni posees hilo al alcance de la mano, respira profundamente y… deja que la pomada haga su trabajo. ¡Es muy efectivo!

3. ¿Se te despellejó la nariz? ¡No es un problema, ya que puedes untarte la pomada higíenica! En realidad, este producto posee mejores propiedades hidratantes y protectoras, que muchas otras cremas…

4. Se puede tratar los arañazos pequeños y las cortaduras con la pomada higíenica, si no hay medicamentos especiales al alcance de la mano. Esta protegerá las heridas del impacto de las infecciones, y también acelerará la cicatrización.

5. La pomada higíenica — es un medio excelente de lograr las cejas estilizadas. Aparte de la fijación, garantiza un buen cuidado y acelera el crecimiento de los vellos.

6. La pomada puede sustituir completamente cualquier medio para el cuidado de la cutícula. ¿Para qué comprar otros productos?

7. Cuando los cabellos se electrizan — y esto para muchos es un problema, especialmente en el período invernal. Se elimina simplemente, si te untas las manos ligeramente con pomada y te las pasas por la superficie del cabello. ¡Pero no te excedas!

8. También se puede utilizar la crema higiénica como medio para combatir las puntas quebradizas de los pelos.

9. Unta la pomada sobre la cremaller, y el carro se desplasará más fácilmente.

10. Después de una larga interrupción del uso de los aretes, a menudo, se hace difícil ponerlos de nuevo en el orificio de la oreja. ¡En ayuda llegará de nuevo, la pomada!

11. Es fácil eliminar las huellas del rimel de pestañas, untándote la pomada. A propósito, si tienes que pernoctar fuera de la casa y no tienes medios para remover el maquillaje, puedes aprovechar la pomada higíenica. No es muy comodo, pero de todas formas es mejor que el jabón que reseca mucho la piel.

¿Y cuántas formas de uso de la pomada higíenica conoces tú? ¡Cuéntanos en los comentarios y no te olvides de compartir este artículo con tus amigos de las redes sociales!