Compartir

Qué platos no pedirían nunca los trabajadores de un restaurante (y a usted no le aconsejarían que los pidiera)

Cuando visitas un restaurante, por supuesto, esperas comer comida deliciosa, y que todos los platos se preparen con productos de calidad. Pero la realidad a veces falla. Merece la pena pensar detenidamente en el pedido que se va a hacer en un restaurante, porque hay pequeños secretos al respecto. Secretos compartidos por los propios empleados de los restaurantes, y que hoy nos apresuramos a contarlo.

© Depositphotos

CÓMO PEDIR EN UN RESTAURANTE

Para asegurarte de quedar satisfecho con tu comida, ten en cuenta algunos consejos de personas que trabajan en restaurantes y saben cómo funcionan las cosas en la cocina. Hay que señalar que esto no es un axioma. Por lo tanto, estos consejos pueden no funcionar en algunos establecimientos. Pero si el lugar no está verificado, vale la pena tener cuidado.

© Depositphotos

QUÉ ES MEJOR NO PEDIR EN UN RESTAURANTE

Salsa de queso

‡агрузка...

A menudo los establecimientos ofrecen salsa extra para los platos. Los trabajadores de los restaurantes dicen que la salsa de queso es un engaño. Admiten que lo hacen con mantequilla y requesón. Excepto que el aceite que contiene llega al 95%. Por lo tanto, incluso una pequeña porción de salsa puede constituir la mayor parte de la norma diaria de ingesta de calorías. Y has venido al restaurante por placer gastronómico, no para atiborrarte de salsa.

© Depositphotos

Pasta italiana en una hamburguesería

Este es sólo un ejemplo. Lo que queremos decir es que es mejor pedir a un establecimiento aquello en lo que está especializado. Si vienes a un restaurante que sirve marisco, no deberías esperar que la pizza de allí sea de primera calidad. Todos los establecimientos suelen tener algunos de los artículos más exitosos del menú. Puedes preguntarle al camarero por ellos. Entonces aumentará tu probabilidad de degustar una golosina sabrosa.

© Depositphotos

Trufa

La trufa es un producto de temporada. Además, es bastante caro. Por eso, en los restaurantes se suele añadir aceite de trufa a los platos en lugar de trufa. Por cierto, para aumentar el precio, el aceite de trufa se puede añadir a los platos más comunes: incluso a la tortilla de la mañana, incluso a la pasta. El aroma específico del aceite de la trufa a menudo no tiene nada que ver con las trufas reales. Es química, como nos advierten los trabajadores del restaurante. Para tener una verdadera experiencia con la trufa, hay que elegir un lugar de confianza.

© Depositphotos

Bebidas con aderezos de fruta

Por supuesto, cuando uno visita un restaurante, espera que todo en la cocina esté reluciente y la comida bien lavada y bien elaborada. Sin embargo, el personal admite que, a menudo, los ingredientes ni siquiera son lavados. Esto no afecta a todos los elementos del menú, pero sí, por ejemplo, a los cócteles. Se suelen utilizar frutas como decoración y casi nadie lava las naranjas, los limones y las limas.

© Depositphotos

¿Has tenido algún percance en un restaurante que puedas compartir con nosotros y los lectores? Esperamos tus comentarios, así como esperamos que no olvides regalarnos un Me Gusta en Facebook y compartir este este post con tus amigos. ¡Gracias!

Загрузка...