Compartir

Cómo hacer un escondite en casa que solo tú conozcas

En el verano (y especialmente este verano) no me apetece permanecer en mi apartamento estrecho. No me sorprende que muchos se hayan ido con gusto a sus casas de campo para disfrutar del aire libre y las vitaminas frescas directamente del jardín. Si es tu caso, tal vez te interese saber cómo hacer un escondite cerca de la casa para guardar las llaves, y así no llevarlas siempre contigo, a riesgo de perderlas en el camino. De hecho, nunca está de más disponer de un lugar tan secreto en la casa de campo.

Hoy, ¡Qué pasada! te dirá cómo en, literalmente, 5 minutos puedes construir un escondite discreto para guardar, por ejemplo, las llaves de la puerta principal. Después de todo, bien podrías salir por negocios u otros motivos, cerrando la casa con una llave. Por otra parte, llevar las llaves consigo no es una buena opción.

© Depositphotos

CÓMO HACER UN BUEN ESCONDITE

Alguien podría objetar que las llaves de la casa caben perfectamente en el bolsillo. Pero esto no es tan conveniente, sobre todo si tienes un mazo considerable, lo que en los pantalones cortos de verano simplemente abulta y molesta. Además, otros familiares pueden venir a la casa en tu ausencia y necesitarlas. Y si te fuiste por negocios…

© Depositphotos

Por lo tanto, vale la pena tener un lugar secreto donde, si es necesario, siempre poder dejar la llave de la casa. Luego, ya puedes irte libremente a caminar.

‡агрузка...

Para ello, necesitarás pegamento y una pequeña capacidad (un frasco de palillos de dientes o una caja de dulces pequeños, etc.). También, un elemento para camuflar, por ejemplo, un cono o una piedra (dependiendo del área donde se ubicará el escondite).

En este caso, utilizamos un frasco, en el que hasta hace poco se almacenaban palillos de dientes. Para ocultar el escondite de miradas indiscretas, usa una piedra discreta, cuyo tamaño debe ser ligeramente más grande que la tapa del frasco mencionado anteriormente.

Lubrica bien la tapa del frasco con pegamento y pégala a la piedra por el lado más uniforme. Deja secar el pegamento. ¡El escondite ya está listo! Solo es necesario encontrarle un lugar adecuado, escondido de miradas indiscretas.

Es mejor escoger un lugar donde haya más elementos del camuflaje elegido. Cava un hueco, pon el frasco, y espolvorea con tierra. Si todo se hace correctamente, es poco probable que incluso el transeúnte más curioso sospeche que aquí se encuentra tu llave.

Lo principal es no olvidar debajo de qué piedra colocaste las llaves, de lo contrario tendrás que «peinar» a fondo toda el área, especialmente si las búsquedas se realizarán de noche. Esperamos que te haya gustado esta idea, e intentes construir un escondite similar (o incluso mejor). Ah, importante, que tu método lo sepa la menor cantidad de gente posible.

Escribe en los comentarios tus ideas acerca de esto, y compártelas con tus amistades de las redes sociales.

Загрузка...