Cómo hacer de globo una pelota

Él cortó la punta del globo. ¡Ahora observa lo que va a pasar después que el chico lo llene con harina!

Las pelotas, objeto de este artículo, son excelentes juguetes, multifuncionales y altamente resistentes. Puedes lanzarlas a tus colegas, voltearlas en las manos, para liberarte del estrés o incluso aprender a hacer malabares. Si para una persona adulta estas pelotas resultan interesantes, para un niño, estas se convierten en un verdadero tesoro.

Trata de hacer estas pelotas con tu niño y tendrás un montón de momentos felices. Cabe señalar que el gasto es prácticamente mínimo. Un paquete de globos y una bolsa de harina, serán suficientes para hacer un par de docenas de bolas. Y si tomamos en cuenta que los juguetes de fábrica similares se venden por sumas significativas, esta tarea será muy placentera, divertida y, a la vez, económica.

Pues, en primer lugar, necesitas verter un poco de harina en una botella de plástico, preferiblemente, de cuello ancho. Un embudo común o hecho con tus propios medios, como se observa en el video, te será de gran utilidad. Pesa alrededor de 120 gramos de harina, échala en la botella y ponla a un lado.

Extrae del paquete tres globos del mismo color, a uno de ellos ínflalo y, sin desinflarlo, colócalo sobre el cuello de la botella. Ahora hecha la harina, que está en la botella, al globo y luego déjale salir el aire suavemente, y haz todo lo posible para extraerle todo el aire.

Utiliza unas tijeras para cortar el cuello del globo, haz lo mismo con los otros dos. Ahora introduce el primero globo dentro del segundo, luego el segundo dentro del tercero. Mientras más capas tenga la pelota, más fuerte se vuelve. Menos de tres no se recomienda, que conste.

Ahora recorta cuidadosamente una «envoltura» del globo de un color que contraste y coloca la bola dentro de ella. Trata de cerrar las costuras de la envoltura para que el resultado del trabajo tenga una buena vista. Es todo, ¡el juguete está listo!

Es un video muy positivo. Haz con más frecuencia juguetes junto a tu hijo, esto eleva su autoestima, además de fortalecer la unión entre ambos. Si te gustó este «corto», compártelo con tus amigos, para que también recuerden la alegría de la niñez.