Cómo hacer cortinas romanas

Ella simplemente cortó unas viejas cortinas. ¡El resultado fue absolutamente increíble!

A menudo, en casa se acumulan algunas cosas viejas, rotas, o simplemente pasadas de moda, y no sabes qué hacer con ellas. Pero… con un poco de esfuerzo e imaginación, puedes darles nueva vida, y con un resultado asombroso.

Las cortinas romanas están muy de moda hoy en día. No por gusto se dice que todo lo nuevo es algo viejo que solo quedó en el olvido… Hubo un tiempo en que estas elegantes cortinas deleitaron a los habitantes del Imperio Romano.

Aunque es cierto que las puedes adquirir en una tienda, sin pasar mucho trabajo, no puedes negar que cuando el trabajo es fruto de tus propias manos, la decoración se disfruta y se aprecia mucho más. Así que anímate, ¡Qué pasada! te va enseñar un excelente truco con el que podrás transformar tus viejas y gastadas ventanas en un mueble de diseño muy original. Solo sigue estos consejos, y el resultado te va a sorprender. ¡Manos a la obra!

Cómo hacer las cortinas romanas

NECESITARÁS:

  • cortinas viejas,
  • una cinta de medición,
  • lápiz,
  • cepillo,
  • tijeras,
  • tela de tapicería densa,
  • pinzas para la ropa,
  • plancha.

PROCEDIMIENTO:

  1. Primeramente, mide tu ventana para determinar cuánta tela necesitas. No olvides extenderte un poco más para los sobrantes: Por encima y por debajo deben haber cinco centímetros demás, y dos a cada lado.
  2. Debes cortar las cuerdas transversales de las persianas, quita las barras horizontales, deshazte de todo lo innecesario. Al final, debe quedar solo el marco, la cornisa, compuesta de las siete barras, dos cuerdas y un cordón longitudinal central.
  3. A continuación, mide la altura de las futuras cortinas. Marca la ubicación de las barras horizontales. ¡Solo recuerda que la distancia entre ellas no debe ser diferente!
  4. Llegó la hora de pegar, según las medidas, las barras horizontales. No necesario pegarlas completamente a la tela, basta con sujetar los bordes. Para que se pegue mejor, utiliza las pinzas para ropa. ¡Y ya, la cortina está lista!

¿Te pareció un buen consejo? La verdad es que tus ventanas, y la habitación en general, lucirán como nuevas. Dale un toque mágico a tu hogar… ¡Vale la pena! Comparte este post con tus amistades, para que aprendan a elaborar una preciosa cortina romana con manos propias.