Cómo dejar de ser pobre

¿Quieres dejar de ser pobre, y convertirte en un hombre de éxito? NO hagas estas 10 cosas.

Ser rico y exitoso es un ideal inalcanzable para la mayoría de los trabajadores de a pie. Por alguna razón, muchas personas piensan que para enriquecerse necesitan invertir una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, así como renunciar a los bienes mundanos. O nacer en una familia rica. Pero… ¿Realmente es así?

La pobreza no está en la situación financiera, sino en la manera de pensar. Aunque no lo creas, así es. Por otra parte, las personas más exitosas del mundo no tienen prisa para compartir los secretos de su éxito. Sin embargo, lo más interesante es como ellos lo logran.

Por eso, ¡Qué pasada! te propone una lista de 10 hábitos que te impiden pensar como un hombre rico. Deshazte de ellos, y el resultado no te hará esperar mucho tiempo.

1. Los pobres siempre buscan un culpable.
De la situación financiera del hombre pobre, siempre tienen la culpa sus padres, su pareja, el estado, el ambiente… ¡Todos menos él mismo! Sin embargo, la responsabilidad está enteramente sobre sus hombros.

2. La autocompasión.
El pobre siempre encuentra de que quejarse: no haber nacido en tal país, vivir un mal momento, no haber recibido educación, tener un cuerpo imperfecto, las tormentas magnéticas… ¡Cualquier cosa! Él tiene docenas de razones para ello, y así no hay capital que se le pegue, ya sabes.

3. Quejas sobre la vida.
El pobre gusta de comentarle a los demás lo pobre y miserable que es, y recibir consuelo. El hombre con el pensamiento de hombre rico ve cada fracaso como una dificultad temporal y de eso no se queja. Decir lo que diga, no hará que el dinero aumente en su billetera.

4. Participar en los negocios sin amor.
Para que el negocio sea exitoso, debe hacerse con ganas. De lo contrario, si maldices tu trabajo, o a tus superiores y compañeros, nada cambiará… Los lunes seguirán siendo tristes lunes, año tras año.

5. Estirar el tiempo.
Retrasar el tiempo hasta las últimas. El lema de la vida de un pobre es «medir siete veces — cortar una vez», pero no siempre se llega a cortar…

6. Formación gratuita.
Virtualmente, cada persona de éxito te dirá que la mejor inversión es invertir en ti mismo. La gente pobre acostumbra a tener todo lo que se puede obtener de la formación gratuita. Sin embargo, para aprender lo que es realmente necesario y útil, desgraciadamente, por lo general hay que pagar.

7. Dinero desperdiciado.
Si una persona no tiene una estrategia financiera, ganará dinero y luego lo gastará. Entonces, de nada vale ganarlo, ni cuánto se ha ganado. Si una persona no es capaz de manejar adecuadamente sus fondos, e invertirlos en la creación de un nuevo capital, seguirá siendo siempre pobre.

8. Pasar el tiempo desperdiciado.
Al igual que en el punto anterior, la persona pobre se pregunta a menudo: «¿Cómo mataré el tiempo?» Y este es su mayor error. ¡No hay nada más precioso que el tiempo, y eso lo saben muy bien los ricos!

9. Pensar en lo que otros dirán.
Cada persona de éxito es única, y se crea su propia estrategia para el éxito. ¡No se preocupa en absoluto por los consejos de los demás, y sigue su propio camino! Los pobres, por el contrario, tratan de imitar a otros. Pasan mucho tiempo intentando llegar a ser una persona exitosa, sin dejar de escuchar las opiniones de los demás. A los ricos no les importa lo que otros piensan de ellos.

10. Vivir la vida de otra persona.
Uno de los mayores errores de los pobres es proyectar la vida ajena sobre la suya. Captan la biografía de una persona famosa y fuerte, y hacen exactamente lo mismo. Con esto, solo vivirán una vida incómoda. Es bueno guiarse por una estrategia exitosa, pero no copiarla al pie de la letra. Para eso están los ajustes a las condiciones y posibilidades de cada cual.

¿Te reconoces al leer estos artículos? Yo, por desgracia, sí. Es cierto que la mentalidad no se cambia en un día, pero un pasito de avance a la vez es un éxito garantizado. Créeme, el éxito pronto llegará a tu puerta… Comparte estos consejos con tus amigos de las redes sociales…