Cómo cambian los cánones de belleza

Belleza natural vs. silicona: La belleza real de los años 80.

Los historiadores, a menudo, son culpados de distorsionar los hechos reales del pasado, en base a sus propios intereses o a los de otra persona. Y es que cada hecho histórico siempre está rodeado de una gran variedad de mitos. Pero, hoy no vamos a retroceder demasiado en el tiempo…

Nuestra incursión en la historia se debe a la preocupación relacionada con los cambios en los cánones y estándares de la belleza. Y para sustentar este hecho, haremos una comparación de la obra del fotógrafo estadounidense Bridey Mack, quien trabajó en los distantes años 80. ¡Tal vez allí esté la respuesta!

Lo primero que nos llama la atención es la naturalidad. Una belleza natural, que ya ha quedado olvidada. Está presente en las chicas y mujeres comunes, que se reúnen todos los días en las calles y en el transporte público.

En la televisión se pueden observar más personajes vestidos con trajes extraños y monstruos espeluznantes, que mujeres de formas hipertróficas. ¿Esta es la belleza de los años 80?

Presta atención a estas formas de respiración agitada y cuerpos suaves: ¿En cuántos de ellos notaste los implantes de silicona?

Puede que te preguntes: ¿Por qué las caras maquilladas de estas chicas no se ven tan desafiantes? Pues porque… ¡Su único propósito es enfatizar los rasgos naturales!

Los estándares modernos de belleza a veces se ven repulsivos. Uno se pregunta: ¿Qué fue eso? En este caso, cada foto tiene lo suyo.

Como ves, la belleza natural siempre queda bien, sin importar la época ni la moda. Energía, juventud y ganas, estos son los ingredientes secretos del glamour. No te dejes llevar por los cánones de belleza modernos, eso puede cambiar, pero tu esencia no. ¡No lo olvides! Y tampoco olvides compartir el post con tus amigos, para que vean cuánto han cambiado los patrones de belleza desde los años 80.