Cómo blanquear la ropa sin usar cloro

Estos baratos remedios caseros pondrán tu ropa clara ¡más blanca que la nieve! Y nada de cloro…

Es bastante común usar algún blanqueador cuando lavas tu ropa, para que esta quede bien limpia. Estos son, por lo general, productos químicos a base de cloro, que pueden afectar tu salud, produciendo irritación en la piel y las mucosas, así como algunas alergias. Muchas personas aprecian sus propiedades blanqueadoras pero, en su mayoría, desconocen sus efectos nocivos a largo plazo, no solo para la salud, sino también para el tejido de la ropa.

Si agregamos que estos productos comerciales pueden ser protagonistas de accidentes en el hogar, algunos incluso severos, afectando a niños y mascotas, eso nos impulsa a buscar alternativas menos peligrosas, con las que obtener el mismo resultado.

El uso frecuente de químicos para blanquear la ropa puede:

• afectar el sistema respiratorio.

• producir quemaduras e irritación en la piel.

• dañar al sistema nervioso.

• provocar y agravar las alergias y el asma.

• producir reacciones químicas peligrosas, si entran en contacto con otros productos como perfumes, jabones o cremas.

Si has manchado tu ropa con algún alimento o desodorante o, simplemente, deseas recuperar una pieza que se ha puesto amarillenta con el tiempo, Quepasada.cc te propone una alternativa para que puedas cumplir tu objetivo, sin utilizar ningún producto químico industrializado.

Presta atención a las siguientes sugerencias:

1. Vinagre blanco: este producto no solo te ayudará a blanquear la ropa, sino que, además, servirá para eliminar almidones y productos que se les agregan a las prendas para evitar las arrugas. El procedimiento es muy sensillo: solo agrega, al momento de lavar, media taza de vinagre blanco en tu lavadora, junto con el detergente en polvo que usas regularmente. Si lo crees necesario, también puedes aplicar vinagre directamente sobre una mancha, antes de meter la prenda en la lavadora. No te preocupes por el olor a vinagre, este se eliminará durante el secado.

2. Limón: el zumo de limón es excelente para blanquear y dar luminosidad a los tejidos. Añade media taza de zumo de limón natural al detergente que utilizas habitualmente. Para blanquear una sola prenda, puedes remojarla en una tina con agua y rodajas de limón, por una hora o más, y luego lavarla normalmente en la lavadora. Para una mancha puntual, solo tienes que verter unas gotas de limón directamente sobre la tela, añadir sal de mesa común, y colocarla al sol por unos minutos.

3. Agua oxigenada: este producto es un desinfectante y agente blanqueador muy potente, que no posee cloro. Para blanquear tu ropa, agrega media taza de agua oxigenada sobre las prendas antes de comenzar a lavar. Luego continúa con el lavado de manera habitual.

4. Luz solar: exponer la ropa a la luz de sol ayuda a los blanqueadores a penetrar los tejidos. Además da brillo, frescura y un olor agradable a tu ropa.

5. Bicarbonato de sodio: El bicarbonato es muy efectivo para blanquear, refrescar y desinfectar tu ropa. Mezcla media taza de bicarbonato de sodio con el detergente en polvo, y luego agrégalos a la lavadora. Para las manchas puntuales, crea una pasta a base de bicarbonato de sodio con un poco de agua, y aplícala sobre la mancha. Déjala actuar por media hora o más, luego lávala normalmente.

Estos trucos caseros son muy fáciles de preparar, los ingredientes son muy comunes, y el resultado es óptimo. Tu salud y tu ropa te lo agradecerán. ¡Pruébalo y verás! Comparte este artículo con tus amigos, para que prueben los beneficios de usar un blanqueador sin cloro.