Chica baja 80 kg de peso

En solo un año, esta chica dejó el sofá y la televisión, y perdió 80 kilos… ¡Hoy en día, es otra persona!

El estilo de vida de la joven Jessica Benítez no siempre fue el más saludable del mundo. La chica estaba obsesionada con la televisión, y se pasaba horas enteras en el sofá, y con una buena dosis de comida rápida por única compañía.

¡A sus 19 años, la chica pesaba nada menos que 145 Kilogramos, y según sus propias palabras, lo único que hacía era comer todo el día, ir al trabajo y mirar series en la televisión! Fue entonces que decidió que su vida necesitaba un cambio radical…

El camino hacia un estilo de vida sano no iba a ser fácil, y Jessica lo sabía. Y sabía también que el primer paso era decir adiós, y para siempre, a su amor por la comida chatarra. Acto seguido, se despidió, literalmente, de su sofá y de la pequeña pantalla, y se adentró en el mundo virtual del fitness, en YouTube… ¡El cambio había comenzado!

Cuando encontró lo que buscaba en la red de redes, se metió de a lleno en las rutinas de ejercicios. Al principio, tal vez por miedo o por vergüenza, se ejercitaba en la intimidad de su casa, rehuyendo del gimnasio, pero, al final, este sitio se convirtió en su lugar favorito para entrenar.

Hoy en día, Jessica es una nueva chica, más allá de los cambios físicos operados en ella… ¡Solo mírala!

Ella decidió compartir con el mundo, por medio de las redes sociales, el paso a paso en su viaje hacia un estilo de vida más saludable. «Sé que me falta mucho, pero estoy muy orgullosa de mí misma, hoy en día».

Por ejemplo, hace poco escribió en Instagram: «Mi nombre es Jessica y tengo 21 años, mido 162 centímetros y he perdido 80 kilos, cambiando mi comida y entrenando. Empecé en 145 kilos y por el momento peso entre 60-70 kilos».

«Había, y todavía hay obstáculos en mi camino, pero así es de vez en cuando, y simplemente hay que manejarlo. ¿Esto hará que me rinda? ¡NUNCA!».

«Nadie creía que llegaría a donde estoy hoy. Yo era tímida, pero ahora mi autoestima está más fuerte, tengo tanta energía… Es una locura la cantidad de energía que tengo para hacer cosas ahora, en comparación con antes».

La transformación de Jessica no ha sido sólo física, y eso se nota con solo verla. Por eso, la chica se siente muy feliz de compartir su historia con el mundo, con la esperanza de poder ayudar a la gente a salir del círculo vicioso de la vida insana, porque, si ella pudo lograrlo, los demás también.

Si te sientes inspirado con esta increíble historia, compártela con tus amigos de las redes sociales. Quien sabe, tal vez así estés ayudando a alguien más a cambiar su vida para bien.