Cebolla para el tratamiento profiláctico de la gripe

Ella cortó una cebolla en 4 trozos. ¡Te sorprenderá el por qué!

La cebolla es uno de los condimentos esenciales que no pueden faltar en tu cocina. Este ingrediente no solo aporta un sabor peculiar a la comida. Sus propiedades medicinales ya eran conocidas decenas de siglos atrás. Por eso, su uso se ha extendido por todo el mundo.

Uso de la cebolla para la prevención de la gripe

Esta especia es ampliamente utilizada en la medicina tradicional china. No es ningún secreto que se aconseja su consumo para prevenir y tratar muchas enfermedades virales y resfriados. La cebolla alivia los síntomas catarrales, la congestión nasal y la tos. Este hecho es reconocido incluso por la medicina moderna.

Si antes de dormir, colocas alrededor de la casa una cebolla previamente cortada en 4 trozos, esta se encargará de eliminar todos los gérmenes y prevenir la gripe. Para un mejor efecto, coloca las rebanadas en tu habitación, cerca de la cama, de modo que puedas respirar los vapores durante la noche.

Los bulbos de la cebolla contienen tiosulfinatos y sulfóxidos, que le confieren su sabor picante y olor característico.

Estos compuestos de azufre desempeñan un papel muy importante en la prevención del cáncer y enfermedades del corazón. Además, mejoran nuestro sistema inmune, entre otras funciones.

Como ves, la cebolla no debe faltar en tu casa. Muchas exquisitas recetas culinarias requieren de este ingrediente maravilloso, y si a eso añadimos que protege y mejora la salud… ¡Anímate, coloca varios trozos de cebolla en tus habitaciones y dile adiós a la gripe! Comparte la idea con tus amigos para que le saquen mejor provecho a este antibiótico natural.