Compartir

¿Por qué deberías dejar un espejo sobre la ropa de cama?

Durante la cuarentena masiva, es más importante que nunca cuidar de la higiene personal y la limpieza del hogar (esto también se aplica al cambio de ropa de cama). De lo contrario, incluso aunque no salgas de casa, todavía podrías correr el riesgo de desarrollar una amplia variedad de dolencias y enfermedades.

© Depositphotos

Por lo tanto, en esta edición, ¡Qué pasada! te hablará sobre la frecuencia con la que debe cambiarse la ropa de cama y lo que debes saber para lavarla correctamente.

ROPA DE CAMA

«Muchas personas piensan que es suficiente cambiar la cama solo una vez cada dos meses. Esto se confirma con los resultados de un estudio realizado por una empresa estadounidense, que se especializa en la fabricación de colchones. Más del 50% de los jóvenes menores de 25 años encuestados expresaron la opinión de que no consideraban necesario hacer esto con más frecuencia», dice Mary Gagliardi con horror.

«Sinceramente, no entiendo tal negligencia en la higiene personal. Incluso si no profundizamos en el tema de cómo puede dañarse la salud, simplemente dormir en una cama fresca es mucho más agradable que en sábanas grasientas», agrega indignada la conocido experta en higiene.

© Depositphotos

Sally Bloomfield (profesora de la London School of Hygiene), a su vez, dice que el período más óptimo para cambiar las sábanas es de 7 días.

‡агрузка...

Incluso si la cama se ve limpia, en una semana se acumulan muchas células muertas de la piel y sudor. Esto contribuye a la aparición de una amplia variedad de bacterias dañinas, que pueden eliminarse solo con el procesamiento adecuado de la ropa.

© Depositphotos

Según Sally Bloomfield, para destruir tantas bacterias, debemos lavar la ropa de cama a la temperatura más alta como sea posible. Además, en temporadas cálidas, es mejor secar las sábanas, fundas de almohadas y fundas nórdicas al aire libre.

Y una ventilación adicional de tres horas devolverá su frescura original a la ropa de cama, incluso a mediados de la semana, cuando no hay tiempo ni energía para un lavado normal.

© Depositphotos

Para protegernos de diversas enfermedades fúngicas, los expertos recomiendan un tratamiento térmico adicional de la ropa de cama con una plancha.

© Depositphotos

Se debe prestar especial atención a las almohadas. Estas deben vaporizarse con hierro al menos una vez cada dos semanas, para eliminar los microorganismos dañinos.

© Depositphotos

Y no estaría de más, ciertamente, aspirar el colchón 2-3 veces al mes.

© Depositphotos

Vale la pena señalar que el aumento de la humedad del aire en la primavera es una buena razón para realizar un cambio más frecuente de la ropa de cama, porque en un lecho húmedo los microorganismos dañinos, bacterias y hongos se multiplican mucho más rápido que en uno seco.

Puedes verificar la humedad en la cama con un simple espejo: colócalo sobre la sábana, cúbrelo con una manta y déjalo allí por cinco minutos, luego recoge el espejo. El vidrio empañado es un indicador seguro de que la ropa de cama debe secarse con urgencia.

Eso es todo lo que necesitas hacer para asegurarte de disfrutar un sueño sano y saludable.

© Depositphotos

Poner en práctica, o no, estos consejos ya depende de ti, pero lo cierto es que se descansa mejor en una cama limpia y fragante, que no sobre almohadas y colchones con olor a sudor. ¿Qué opinas al respecto? Cuéntanos en los comentarios, y comparte este post con tus amigos.

Загрузка...