Bebé muere por un beso

La bebita, de 18 días, se estaba asfixiando, y sus padres la llevaron urgente al hospital. Lo que el médico les dijo…

La pequeña Mariana Sifrit nació en una familia amorosa. Nicole y Shane, los padres de la niña, la adoraban, y estaban encantados de tenerla. ¡Sin embargo, sólo 18 días después del nacimiento, la familia de la bebita sufrió un choque monstruoso!

La niña enfermó repentinamente, y sus padres la llevaron urgente al hospital. Sin embargo, a pesar de los mejores esfuerzos de los médicos, la bebita no logró sobrevivir. Al descubrir la causa de su muerte, los padres quedaron doblemente afligidos. ¡Por eso, hoy en día, decidieron compartir la historia de su tragedia con el mundo, para advertir a todos padres, y evitarles el terrible dolor que a ellos les tocó sufrir!

Nicole y Shane habían planeado casarse una semana después del nacimiento de su hija. Todo iba bien, sin embargo, sólo dos horas después de la ceremonia, el nuevo marido notó que su pequeña hija tenía problemas.

La bebita se negaba a despertar. La aterrorizada madre, incluso, pensó que dejaba de respirar. Sin tiempo que perder, y Mariana fue llevada pronto al hospital.

El diagnóstico no se hizo esperar: Mariana tenía meningitis herpética, una enfermedad que es causada por el virus del herpes simple. ¡Una terrible amenaza, para los bebés menores de un mes!

Los médicos hicieron todo lo posible, pero no pudieron salvar a la chica. Al principio, parecía que su condición se estabilizaba, pero, más tarde, la pequeña recayó con una insuficiencia hepática grave. Apenas una semana después, la bebita se había ido…

Los resultados demostraron que Mariana se había infectado con el virus del herpes simple. Pero, dado que ni el padre o ni la madre estaban enfermos, los médicos están bastante seguros de que la niña se contagió con alguno de los invitados de la boda, a través de un beso inofensivo.

Los padres estaban aplastados por la enorme pena, sin embargo, ambos decidieron compartir su historia con todos los padres del mundo. Ellos advierten sobre la necesidad de tener mucho cuidado con los bebés recién nacidos. ¡Nicole y Shane, desde el fondo de sus corazones, esperan que su triste experiencia no se repita!

Los médicos confirman que los niños menores de tres meses son muy vulnerables a este tipo de infecciones, debido a que sus sistemas inmunológicos aún no son lo suficientemente fuertes. Si bien este virus no habría sido un problema serio para un niño mayor, para Mariana significó su muerte.

Ayuda a divulgar el importante mensaje de la familia Sifrit. Ayuda a prevenir una tragedia… ¿Quién sabe cuántas Marianas puedan agradecer tu granito de arena?