Compartir

Cómo limpiar una alfombra peluda

Después de un día ajetreado, no existe nada mejor que volver a casa, ponerte tu pijama de felpa favorito y caminar descalzo sobre la esponjosa alfombra de la sala de estar. Y por qué no, rodar felizmente sobre ella como un niño, jugar con tu mascota o simplemente cerrar tus ojos y soñar.

Sin embargo, este idilio pudiera verse repentinamente perturbado por un olor desagradable proviene de la alfombra. Si miras de cerca, puede que encuentres algunas irregularidades en ella. En principio, podrías pasarlas por alto, pero no es algo que tu perfeccionista interno puede dejar pasar. ¡La alfombra necesita ser limpiada!

© Depositphotos

¡Qué pasada! ya ha compartido contigo cómo lidiar con los puntos difíciles de la limpieza, pero hoy daremos protagonismo a la superficie lanosa del hogar.

Para empezar, te pedimos no preocuparte de antemano, pues tales cosas suceden con todas las alfombras del mundo, y no ha sucedido nada sobrenatural. Si no tienes la paciencia para esperar al fin de semana y arrastrar tu alfombra a la tintorería, solo necesitas armarte con una aspiradora, y cumplir con los pasos a continuación.

blank© Depositphotos

ALTERNATIVAS PARA LIMPIAR LA ALFOMBRA

Atención: Es importante saber que la mayoría de las alfombras no se llevan bien con el agua, por lo que la limpieza debe ser principalmente en seco. Si tomas la decisión de usar un cepillo, entonces frota el lugar hacia el centro para que la contaminación no se extienda a un área aún más grande. Al cepillar, hazlo solo en la dirección de la fibra para no destruir su estructura.

blank© Depositphotos

PROCESO DE TRABAJO

1. Sal y soda

‡агрузка...

Quieres limpiar ya, pero tienes miedo de arruinarlo todo. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer: Primero, pásale una aspiradora para eliminar el exceso de polvo y los desechos pequeños. La alfombra estará más limpia y con menos riesgo de ser dañada. Sigamos.

blank© Depositphotos

En general, la sal y la soda son un remedio bastante universal para todo, y las amas de casa los han estado usando durante mucho tiempo, porque son efectivos e inofensivos. Para rejuvenecer tu alfombra favorita, mézclalos en una proporción de 1:1 y espolvorea audazmente sobre la mancha. Para mayor confianza, incluso puedes frotar un poco la mezcla en el área de las manchas, después de 20 minutos, y aspira después.

blank© Depositphotos

2. Solución de vinagre

Si la sal y la soda te hacen estornudar, no te preocupes, puedes probar con vinagre. Este es un ingrediente que siempre está disponible en el armario de la cocina. Lo creas o no, una solución débil con vinagre puede refrescar significativamente una alfombra lanosa.

blank© Depositphotos

Antes de limpiar con vinagre, asegúrate de pasar la aspiradora por la alfombra. Luego, ya puedes repasarla con un cepillo suave o una esponja humedecida en vinagre. Las proporciones son las siguientes: 15-20 ml de vinagre de mesa por litro de agua. Puedes tratar de humedecer más las manchas. Pasa unos veinte minutos en el balcón con una taza de café, y luego limpia la alfombra con un paño seco en dirección a las fibras. Asegúrate de que la alfombra esté completamente seca y recuerda ventilar el área. Después de todo, es vinagre.

blank© Depositphotos

3. Hojas de té humedecidas

Otro buen método, si prefieres el té a una taza de café, y el diseño de tu alfombra es de colores oscuros, pues no es un método adecuado para alfombras claras. Así que enciende la luz de la habitación, asegúrate de tono correcto, y si todo está en orden, entonces procede.

blank© Depositphotos

Prepara las hojas de té con anticipación, no deben estar muy húmedas, así que exprímelas bien antes de verterlas sobre la alfombra. No es necesario llenar toda la alfombra con hojas de té, solo las áreas que parezcan estar contaminadas. Deja que las hojas de té se sequen y limpia con una escoba o una aspiradora. Una observación interesante: las hojas de té pueden eliminar no solo las manchas, sino también los olores desagradables.

blank© Depositphotos

¡Me gusta esto! Todos estos métodos caseros de limpieza de alfombras han sido probados y aplicados con éxito. Si por alguna razón no te gusta el resultado, siempre puedes intentar limpiar la alfombra con queroseno, almidón, gasolina, amoníaco e incluso nieve. Siempre es bueno consultar las recomendamos de los especialistas antes de negarle alguna posibilidad de vida a tu querida alfombra.

Escríbenos en los comentarios como lo harías tú, y no olvides compartir el post con tus amistades de las redes sociales.

Загрузка...