A la artista le despreciaron su talento

Los jueces despreciaron sus «garabatos infantiles»… ¡Pero ella no dejó el escenario!

En la vida, a menudo, ocurren situaciones cuando saltamos a conclusiones, sin ver el panorama general y sin esperar el resultado final. Un incidente increíble sucedió recientemente en el show de talentos suizo. Todos saben que hacer un dibujo es un proceso largo y tedioso. La artista Corinne Sutter solo contaba con escasos minutos, para impresionar a los jueces y completar su obra maestra.

Sin embargo, cuando la joven empezó su actuación en la escena, los jueces impacientes, uno por uno, pulsaron el botón «No», pensando que se trataba de algo irrelevante. Cuando el cuarto y el último miembro del jurado diera su rechazo a la chica, le quedaba literalmente un segundo para completar su obra.

Corinne no se rindió y no abandono el escenario. Ella continuó pintando, luego volvió la imagen y la espolvoreó con harina. Lo que apareció ante los ojos del público, no alcanzan palabras para describirlo, ¡había que verlo!

Este caso demuestra una vez más la sabiduría del dicho «Las apariencias engañan…» ¿Viste las caras de los jueces cuando se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo? Era evidente que cien veces lamentaron su decisión apresurada. Afortunadamente, tres de los cuatro miembros del jurado alentaron a la artista y le dieron un pase a la siguiente ronda. Tal vez no en vano dice la gente: «No le muestres a los tontos el trabajo hecho a medias»…
 
¿Qué opinas sobre las conclusiones precipitadas del cuarteto de jueces? Comparte tu opinión en los comentarios.