18 gazapos de Titanic

18 gazapos en «Titanic», de los que no te habías percatado antes.

Que tire la primera piedra quien no haya visto, al menos una vez, la película «Titanic». En serio, probablemente no queden muchos afortunados que pueden disfrutar de esta obra maestra por primera vez en su vida.

Lo cierto es que, detrás de esta multipremiada cinta, se esconde un equipo de geniales realizadores, maestros de su oficio. Pero, como bien dice el dicho, nadie es perfecto, e incluso los genios cometen errores.

Películas, como esta, requieren de la máxima eficiencia y concentración de cada miembro del equipo: director, productor, director de fotografía, actores, extras, suplentes, y muchos otros. A pesar de los tantos ojos pendientes de cada detalle, los gazapos siempre se escapan. Y, a buen ojo perfeccionista…

Hoy, ¡Qué pasada! desea mostrarte 18 gazapos de la película, que, a menudo, pasan desapercibidos. Y no es para menos, teniendo en cuenta que la misma es realmente absorbente…

  1. Rose se muestra desde las 2 caras laterales del barco

  2. El cristal regresa inesperadamente a la escena

  3. El escudo de repente cambia de color y longitud

  4. La cámara se refleja en el vidrio. Qué error…

  5. La brecha se reduce, ¿no es así?

  6. ¡Qué dolor! Rose golpea la muñeca de Jack con un hacha

  7. El buque se encuentra en un ángulo, pero el bote no se inclina

  8. En el hombre hay un chaleco salvavidas

  9. Los objetos anclados desaparecen misteriosamente de la baraja

  10. El tubo cambia de forma

  11. Los apoyos desaparecen repentinamente

  12. El metal está hecho de espuma

  13. El cabello de Jack se peina por sí mismo. ¡Magia!

  14. Las personas parecen esculturas en el agujero en la cubierta

  15. Este sombrero es mucho menor que su sombra

  16. En el fondo se ve el operador de la luz

  17. El cojín aparece justo de la nada

  18. La línea, de repente, palidece

Entonces, ¿qué? Los errores suceden. Sin embargo, de seguro, nunca te has percatado de ellos, aunque ya hayas visto la peli más de una vez. ¡Ese es el verdadero encanto de la misma, saber atrapara al espectador, desde el inicio hasta el final!

Corre, anímate a verla de nuevo, o por primera vez, y disfruta de las excelentes actuaciones de sus protagonistas, de la maestría de la puesta en escena, y por supuesto, de la encantadora melodía de Celine Dion… ¡No te arrepentirás, te lo aseguro! Por último, recomiéndasela a tus amigos, y comparte con ellos estas 18 curiosidades…