15 usos del agua oxigenada

¡El agua oxigenada, tu mejor aliado en la limpieza!: 15 ideas para su uso en casa…

Seguramente recordarás, entre risas y nostalgia, los centenares de golpes y caídas que sufriste de pequeño. ¡Eso es algo inevitable a esa edad!

También vendrá a tu memoria la imagen de mamá con su infalible ritual: сaída, llanto, jabón, agua oxigenada, un beso y… ¡a jugar! Algunas añadían una loción antibacteriana o la tan famosa melodía: «Sana, sana…»; y para concluir, cubrían la herida con una tirita de dibujos animados, o simplemente la dejaban secar al aire libre.

Algo nunca faltaba en esta ecuación: el agua oxigenada. Esta milagrosa solución de peróxido de hidrógeno es capaz de desinfectar cualquier herida, sin que apenas te des cuenta.

El agua oxigenada es el mejor aliado de toda ama de casa. No solo lo puedes utilizar como desinfectante para las heridas, sino también en tu higiene personal y en muchas tareas de limpieza del hogar. Es un excelente agente blanqueador, muy económico y seguro para el medio ambiente.

¡Qué pasada! te propone descubrir los usos más sorprendentes del agua oxigenada. ¡Prueba y verás!

1. Elimina las manchas de sudor de la ropa.

Si deseas eliminar esas manchas amarillas tan antiestéticas de las axilas y cuello de tus camisetas blancas, solo tienes que remojar, durante 3 minutos, la zona en agua oxigenada. Luego procede a lavar las prendas de manera habitual.

2. Limpia los suelos porosos.

Para limpiar y blanquear un suelo poroso, solo necesitas mezclar un poco de peróxido de hidrógeno y agua caliente. Este compuesto en polvo es muy fácil de encontrar en cualquier supermercado.

3. Protege tus plantas.

¿Tus plantas suelen ponerse mustias y enfermas por causa de los hongos? ¡Pues aquí está la solución perfecta! Protégelas pulverizando su tierra, tallo y hojas con agua oxigenada… ¡Tus plantas te lo agradecerán!

4. Te da un nuevo look.

No necesitas ir a un salón de belleza para cambiar tu look. Solo tienes que mezclar agua y agua oxigenada en partes iguales en un tazón, y rociar esta solución en tu pelo. ¡Podrás lucir unos preciosos reflejos naturales!

5. Limpia y desinfecta los vegetales y verduras.

Si necesitas preparar la cena y no dispones de mucho tiempo para dedicarlo a la limpieza de tus vegetales y verduras, acá está la solución. Llena tu fregadero con agua y añádele un cuarto de taza de agua oxigenada. Remoja las verduras allí y luego enjuágalas con agua corriente. Este proceso eliminará cualquier microorganismo o pesticida de los alimentos.

6. Limpia la encimera.

Este magnífico desinfectante es ideal para limpiar cualquier superficie de tu cocina, así como las tablas de cortar y la encimera.

7. Blanquea tus dientes.

¿Sabías que el peróxido de hidrógeno concentrado es el principal componente de los tratamientos blanqueadores industriales? Por lo tanto… ¿para qué malgastar tu dinero si puedes preparar estos tratamientos en casa? Si deseas blanquear paulatinamente tus dientes solo tienes que combinar a partes iguales el agua oxigenada con tu enjuague bucal.

8. Limpia y desinfecta el lavavajillas y la nevera.

Estos dos equipos electrodomésticos diariamente se exponen a todo tipo de alimentos, por lo que suelen acumular bacterias, malos olores y suciedad. Una buena limpieza con agua oxigenada los desinfectará y dejará como nuevos.

9. Elimina las manchas de hongos y suciedad de la ducha.

Limpia cada rincón y junta de las baldosas con agua oxigena. Déjalo actuar por algunos minutos y aclara con agua. Repite el tratamiento si es necesario, y luego limpia la superficie como de costumbre.

10. Desaparece los granos.

El acné no es otra cosa que una colonización desmedida de microorganismos en los poros de la piel. Por eso, si aplicas unas gotas de agua oxigenada sobre la zona afectada una vez al día, los granos poco a poco irán desapareciendo. ¡Gracias a sus propiedades desinfectantes no habrá bacteria que se resista!

11. Limpia la cera de los oídos.

Los bastoncillos para los oídos son perjudiciales para la salud, pues suelen introducir gérmenes en el conducto auditivo. No obstante, agua oxigenada puede resolver fácilmente este problema.

Prepara en un bote una mezcla de aceite de oliva, o de almendras, y agua oxigenada al 3%, y remueve hasta crear una solución. Aplica dos o tres gotas en el canal auditivo y déjalas actuar por unos segundos. Luego inclina la cabeza y deja que salga la suciedad. ¡Es un tratamiento muy sano!

12. Limpia los olores de las toallas del baño.

Introduce agua caliente, media taza de agua oxigenada y media taza de vinagre en un recipiente. Agrega las tollas en esta solución y deja actuar durante 15 minutos. Luego podrás lavarlas con normalidad.

13. Limpia tus pies.

Los pies son el espejo de la higiene personal, por eso requieren una atención especial. Si quieres tus pies libres de callos y durezas, solo necesitas practicar una vez a la semana este sencillo ritual: Coloca tus pies en un baño de agua caliente y agua oxigenada a partes iguales. ¡Vale la pena!

14. Mantiene sano tu acuario.

El agua oxigenada es excelente para combatir los hongos y bacterias que suelen alojarse en el acuario. Por lo tanto, protege a tus peces de cualquier infección aplicando, una vez al mes, un chorrito de este mágico ingrediente en el filtro de la pecera.

15. Agente limpiador.

No existe un limpiador para baños, paredes, loza sanitaria y lugares con olores desagradables, tan potente como el que se puede obtener de la mezcla de 1/4 de taza de peróxido de hidrógeno al 3%, 1/4 de taza de bicarbonato de sodio, 1 cucharadita de detergente para platos y 2 cuartos de agua tibia. ¡Compruébalo tú mismo!

Como ves, el agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es un polifacético y económico ingrediente que, sin duda, te puede sacar de apuro. ¡No lo dudes! Comparte este post con tus amigos…