10 métodos de limpieza sin detergentes químicos

10 trucos perfectos de limpieza que sustituyen cualquier detergente químico.

¿Sabías que muchos de los detergentes químicos que habitualmente utilizas para la limpieza del hogar pueden perjudicar tu salud? Tal vez te interese saber que existen otros métodos con los cuales puedes obtener el mismo resultado, sin la necesidad de aplicar ningún químico. ¡Qué pasada! te propone conocer estos 10 trucos que seguramente se convertirán en tus aliados de limpieza favoritos.

Para limpiar los azulejos del baño

INGREDIENTES:

  • 1/4 de taza de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno),
  • 1 cdta. de jabón líquido,
  • 1/2 taza de bicarbonato.

APLICACIÓN:

Mezcla todos los ingredientes.

Para eliminar las manchas pequeñas, en una esponja húmeda aplica un poco de mezcla y frota los azulejos. Después elimina el producto de la superficie con abundante agua.

Si las manchas son más fuertes, aplica la mezcla sobre los azulejos y las juntas, y déjala reposar durante 10 minutos. Verás que, pasado ese tiempo, la suciedad se disolverá y será más fácil eliminarla. Luego, aplica nuevamente el producto y lava la superficie con agua.

Si deseas que el baño permanezca limpio por más tiempo, solo necesitas preparar una mezcla de agua con vinagre en la proporción 1/1. Atomiza los azulejos con este líquido 2 veces por semana.

Para limpiar la estufa de gas

INGREDIENTES:

  • hisopos,
  • un cepillo de dientes, viejo,
  • gotas de amoniaco-anís.

APLICACIÓN:

Frota los lugares sucios con un hisopo, previamente humedecido con varias gotas de amoniaco-anís. Si la grasa no se desprende, usando este método, utiliza un cepillo de dientes y una esponja.

Recuerda proteger tus manos con guantes durante este procedimiento.

Para limpiar los filtros del extractor de cocina

INGREDIENTES:

1/2 taza de bicarbonato,
1/2 taza de amoniaco.

APLICACIÓN:

Vierte agua en una olla grande y ponla a hervir en el fogón. Luego añádele poco a poco 1/2 taza de bicarbonato.

Sumerge los filtros en el agua hirviendo. Verás como enseguida la grasa y la suciedad comenzarán a disolverse. Retira la olla del fuego luego de algunos minutos. Si es necesario, repite este procedimiento con una nueva mezcla.

Si la grasa aún persiste, pon los filtros en agua caliente con amoniaco (1/2 taza por 3,5 litros de agua). Recuerda protegerte con una mascarilla del fuerte olor de amoniaco. Abre las ventanas para ventilar la habitación.

Para limpiar el colchón

INGREDIENTES:

  • 235 ml de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) al 3%,
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio,
  • una gota de jabón líquido.

APLICACIÓN:

Rellena un atomizador con el agua oxigenada y el bicarbonato. Cuando este se haya disuelto, agrega la gota de jabón líquido.

Agita el atomizador y rocía el líquido sobre la mancha del colchón, dejándolo actuar durante 5-10 minutos. Para acelerar el secado, enciende un ventilador y dirige la corriente de aire precisamente hacia la mancha. Luego podrás retirar el resto de bicarbonato con una aspiradora.

Esta mezcla debe prepararse justo antes de la limpieza, para obtener mejores resultados.

Para limpiar el horno

INGREDIENTES:

  • amoniaco.

APLICACIÓN:

Vierte el amoniaco en un recipiente pequeño y déjalo durante toda la noche dentro del horno frío. Ya en la mañana podrás lavar el horno y verás cómo la mugre se elimina fácilmente. Solo recuerda que el amoniaco desprende un fuerte vapor, por lo tanto protege tus manos con guantes y mantén las ventanas abiertas, para ventilar la habitación.

Para limpiar la tetera / olla

INGREDIENTES:

  • vinagre.

APLICACIÓN:

El agua hervida suele dejar un depósito de cal en el fondo de la tetera. Para eliminar estas sales, vierte en el recipiente una solución de vinagre con agua en proporción ½, y tápalo. Deja hervir el agua tanto tiempo como sea necesario, hasta que las sales desaparezcan. Luego lava la tetera con abundante agua.

Para limpiar la vajilla

INGREDIENTES:

  • mostaza seca,
  • bicarbonato de sodio.

APLICACIÓN:

No existe detergente más eficaz para la limpieza de la vajilla que la mezcla de bicarbonato con mostaza, en una proporción 1/3. Coloca esta mezcla en un recipiente que tenga orificios en su tapa. El resultado es increíble.

Para limpiar el sanitario

INGREDIENTES:

  • vinagre.

APLICACIÓN:

Aplica un poco de vinagre puro en tu sanitario y verás como, además de dejarlo como nuevo, lo desinfecta a la perfección.

Para limpiar el sofá de microfibra

INGREDIENTES:

  • esponja,
  • un frasco de alcohol isopropílico,
  • cepillo,
  • bicarbonato.

APLICACIÓN:

Aplica sobre la esponja una pequeña cantidad de alcohol isopropílico y frota las manchas. El cepillote ayudará a ordenar las vellosidades del tapizado, y el bicarbonato eliminará cualquier rastro del olor desagradable.

Para limpiar el refrigerador

INGREDIENTES:

  • bicarbonato.

APLICACIÓN:

Prepara una mezcla con 2 cucharadas de bicarbonato, disueltas en un litro de agua. A continuación, lava todos los compartimientos y paredes internas de tu refrigerador. Luego podrás pasar un trapo suave por toda la superficie.

No necesitas una solución especial para deshacerte del mal olor del refrigerador. Te sorprenderá saber que en tu cocina tienes todo lo necesario. También puedes colocar en tu refrigerador:

  • pedazos de pan negro,
  • vasitos con bicarbonato,
  • rodajas de limón,
  • carbón.

Como ves, todos los recursos para el higiene de tu hogar, los tienes al alcance de tu mano. No es ningún secreto que muchos de los detergentes industriales perjudican más que benefician, así que… ¿para qué recurrir a ellos? Comparte este post con tus amigos para que conozcan estos trucos de limpieza y cuíden su salud y su bolsillo.